);
El secretario privado adjunto de Abdo, Luis Arévalo, dio positivo al Covid-19.
La información fue confirmada ayer en horas de la mañana sumando así la cantidad de personas del entorno presidencial que tienen la enfermedad.

Se trata de Luis Arévalo, quien es un antiguo colaborador del jefe de Estado desde la época de la campaña electoral, luego en el Congreso y ahora en Casa de Gobierno.

La lista de contagiados suma en Palacio de López con otros seis funcionarios, la mayoría del Gabinete Militar. Unos 40 efectivos se encuentran con cuarentena preventiva. La semana pasada tuvieron que cerrar las oficinas para realizar una desinfección total de las dependencias como medida establecida por el protocolo sanitario.

Luis Arévalo hace aproximadamente dos meses no acude a la Presidencia ni a Mburuvicha Róga por orden del presidente Abdo.

“Soy hipertenso. Hace aproximadamente tres años tuve un infarto y me pusieron un stent; estoy con tratamiento y por esa razón el presidente estaba preocupado y me pidió hacer teletrabajo”, dijo el propio Arévalo, quien está internado hace tres días en un nosocomio privado.

El lunes también se confirmó que el ministro del Interior, Euclides Acevedo, dio positivo al Covid. Fue unas horas después de que el presidente Mario Abdo haya tomado la decisión de visitarlo en el Hospital Rigoberto Caballero. Esta situación fue criticada debido a que las recomendaciones sanitarias indican que no está permitido realizar visitas en los hospitales como medida preventiva.

Sin embargo, el propio mandatario desoyó esta recomendación de Salud.

ACTIVIDADES. El presidente restringió sus actividades oficiales en Palacio de Gobierno. Ayer, se trasladó a tempranas horas de la mañana hasta el RC4 Acá Carayá en Loma Pytá para participar de la ceremonia oficial por el aniversario de creación de las Fuerzas Armadas.

Durante esta actividad también inauguró 24 viviendas destinadas para los efectivos militares.

A pesar de la pandemia, el presidente de la República busca dinamizar su gestión recorriendo el interior del país para inaugurar obras viales, viviendas y entregar aportes a sectores campesinos.

El propio jefe de Estado insiste en que las obras públicas son una herramienta que ayuda a mover la economía y generar fuentes de trabajo en momentos en que hay una fuerte crisis en todos los sectores.

La recomendación de las autoridades sanitarias es que el presidente reduzca al máximo la cantidad de personas en los actos oficiales evitando todo tipo de aglomeración y contacto a fin de preservar y evitar que el coronavirus siga causando estragos.