);
La Cámara de Diputados dio sanción al proyecto que modifica la Ley Nacional de Vacunas, que tiene el objetivo de adecuar el marco jurídico para la compra de las dosis contra el Covid-19.

La norma permitirá flexibilizar la adquisición de vacunas durante la pandemia

Todas las bancadas dieron su apoyo, a excepción del independiente Jorge Brítez, quien se mostró en contra y pidió que la aplicación de la vacuna no sea obligatoria, alegando que es mejor que se opte por la inmunidad de rebaño. El diputado dio este argumento en el marco de su campaña que incluye el rechazo al uso obligatorio de mascarillas.

La ley establece que se incluirá anualmente en el Presupuesto General de la Nación, en una partida especial, los recursos necesarios y suficientes para la provisión gratuita de los servicios de vacunación y vigilancia epidemiológica.

El Programa Ampliado de Inmunizaciones contemplará las partidas presupuestarias para compra de insumos y otros.

También se incluirá en el presupuesto un fondo de emergencia para el Programa Ampliado de Inmunizaciones, equivalente al 10% del presupuesto ordinario de este programa, para cubrir gastos de campañas de vacunación; implementación de nuevas vacunas para actualizar el esquema y en caso de aparición de enfermedades emergentes y pandemias.

Se indica además que la adquisición de vacunas por parte del Programa Ampliado de Inmunizaciones podrá ser exceptuada en caso de que el Fondo Rotatorio de Vacunas de la Organización Panamericana de la Salud no oferte o no disponga de la cantidad suficiente para cubrir los requerimientos, y en caso de emergencia sanitaria.

En estos casos, se autoriza al Programa Ampliado de Inmunizaciones la adquisición mediante otros mecanismos. Con esto, se asegura que la compra no se haga solo desde una vía.

“Tener acceso a las vacunas no solo nos protegerá a nosotros mismos, sino también a quienes nos rodean. Con esto se reducirá la propagación, se garantizará tener acceso a las vacunas, lo cual es un derecho”, manifestó el diputado Hugo Ramírez.

El senador Pedro Santa Cruz celebró la aprobación. “Con esta ley vamos a poder adquirir vacunas al igual que otros países, una parte de Covax OMS (el 20% de la población) y otra parte directamente de los laboratorios”, dijo.

En tanto que la senadora Desirée Masi pidió al presidente Mario Abdo y al ministro Julio Mazzoleni acelerar los trámites para la compra, que es un desafío.