);

El ministro de Salud Pública y Bienestar Social, Julio Borba, manifestó que ya no se dis­pone de dinero dentro de la institución. Dijo que la preo­cupación surge en caso de que exista la necesidad de reali­zar adquisiciones o inversio­nes en infraestructura si se alarga la crisis por el covid-19.

“No tenemos más ni un peso partido en dos, esa es la rea­lidad. Ya tengo llamados en proceso, con plata compro­metida que no puedo utilizar. Apenas recibo tengo que ir pagando”, manifestó.

Borba fue contundente al mencionar que todos los recursos económicos que tiene la cartera sanitaria disponible se encuentran comprometidos para los próximos meses en cuanto a infraestructura y adqui­sición de vacunas, medica­mentos e insumos.

Ante la crisis, comentó que ya está en conversaciones con las autoridades del Ministe­rio de Hacienda para encon­trar una solución a la situa­ción. “Mirando a futuro, si esto se alarga, tengo que planificar para no llegar a la situación de que tenga que hacer un llamado y no cuente con disponibilidad”, afirmó durante una entrevista con la radio 1.080 AM.

El dinero no alcanza para cumplir las leyes promulga­das para asistir a las perso­nas afectadas por el covid-19, había dicho días atrás el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, razón por la cual acudirían de forma urgente al Congreso Nacional en el transcurso de la semana a fin de conseguir mayores recur­sos, ampliar el tope de finan­ciación o incluso solo “enfo­carse” en las personas más necesitadas.

Llamosas explicó que la Ley de gasto cero y la ley que cubre las internaciones en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) cuentan con el mismo fondo; es decir, un total de 30 millo­nes de dólares, que se están “agotando”.