);

 

El titular del Congreso junto a la bancada de Fernando Lugo se oponen a eliminar los aumentazos que hicieron en plena pandemia.  Mañana emite dictamen la Comisión de Hacienda.

 

 

En el Senado no hay mayoría para frenar con los aumentos exorbitantes, los cuales fueron repudiados por la ciudadanía.

Fue el mismo Cachito Salomón quien salió a pedir disculpas por estos “excesos”, y aseguró que no se concretarían: “Creo que hemos cometido algunos excesos, nos hemos equivocado, pero felizmente hemos solucionado el incon­veniente de la mejor manera. Son G. 8.000 millones que van para Salud, ya con las licitaciones”.

Ese mismo día, la Cámara de Senadores anunció que recortará parte de los aumentos sala­riales otorgados a los funcio­narios. Pero, la realidad es otra, ya que no se llega a la mayoría para eliminarlos.

 

No quieren recortes

Antes de la Semana Santa se intentó tratar el tema en la sesión ordinaria del Senado,  pero varios senadores se opusieron, entre ellos: toda la bancada de  Frente Guasu, liderada por Fernando Lugo; los colorados Lilian Samaniego (excartista) y Blanca Ovelar (Añetete), los liberales José “Pakova” Ledesma y Hermelinda Alvarenga (llanista), además de Pedro Santa Cruz (PDP); y  el mismo presidente del Congreso, Cachito Salomón (Añetete)

A esta  lista se suman 19 ausentes, entre colorados y liberales.

Quienes votaron a favor de  eliminar los groseros aumentazos fueron  13: toda la bancada de Patria Querida: Fidel Zavala, Georgia Arrúa y Stephan Rasmussen; cinco liberales: Blas Llano, Salyn Buzarquis, Juan Bartolomé Ramírez, Amado Florentín y Carlos Gómez Zelada; la bancada de Hagamos: Tony Apuril y Patrick Kemper, los colorados: Juan Carlos Galaverna y Sergio Godoy, y del PDP: Desirée Masi.

 

Se define mañana: A las 9 horas del día martes se reúne  la Comisión de Hacienda del Senado, presidida por  Esperanza Martínez (FG), para emitir un dictamen al respecto.

 

Transgresión: El senador Rasmussen (PQ), integrante de la comisión de Hacienda y Presupuesto del Senado, señaló que los aumentos salariales dados en el Senado  fueron hechos en transgresión a normas, como la referente a concurso público de oposición. “Para evadir aquello, el Congreso introdujo un párrafo en el artículo 58 de la ley de Presupuesto General 2021. De hasta G. 8 millones fue la suba La mayoría de los senadores, principalmente el titular del Congreso, Óscar “Cachito” Salomón (ANR, Añetete), intentó justificar los aumentos con la recategorización a funcionarios “sin sueldo mínimo”. Pero esta situación fue aprovechada para otorgar aumentazos en plena pandemia”.

 

Funcionarios VIP:

Los funcionarios que fue­ron favorecidos son: Stella Mari Rojas González, que de G. 7.540.000 pasó a cobrar G. 15.700.000; María José Floren­tín, que percibe G. 15.700.000, cuando en diciembre solo per­cibía la suma de G. 7.540.000. También aparece la fun­cionaria María Mercedes Canese Antúnez, del Frente Guasu, quien pasó a recibir G. 14.700.000, cuando en el mes de diciembre tenía un salario de G. 11.800.000, contando con un aumento de G. 2.900.000.