);

Tras la acusaciones de coimas, el director del Indert, Horacio Torres, presentó ayer al presidente Mario Abdo Benítez su renuncia al cargo. De esta forma, se salva de la inminente interpelación ante el pleno de la Cámara de Diputados.

Luego de entregar al Mandatario su nota de renuncia a la presidencia del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Horacio Torres expresó que él tomó la decisión de apartarse del puesto, que no fue un pedido del presidente Abdo Benítez. Esto declaró en el mismo Palacio de Gobierno.

“Al final me están queriendo involucrar en cosas que no son ciertas. Yo renuncié. Primero, por toda esta situación. No estoy acostumbrado a estar así. Quise colaborar con el Gobierno por mi capacidad y experiencia. Tampoco quiero salpicar a nadie. Para todo lo que sea investigación fiscal, estoy abierto”, manifestó el político.

La dimisión la presentó una semana después de que la Fiscalía haya allanado las oficinas del Indert, tras divulgarse grabaciones de voz con autorización judicial, que dan indicios de que hay un esquema de coimas que involucra al ahora exdirector de Créditos, Carlos Soler, y al entonces director de la Región Occidental de la entidad, Enrique Gómez de la Fuente. Ambos ya están imputados.