);

La Cámara de Senadores rechazó el veto parcial del Poder Ejecutivo al proyecto de ley que cancela las fac­turas de la Ande y Essap emitidas durante la cua­rentena sanitaria.

El documento pasa a ser estudiado por Diputados, que de ser rechazado quedará vigente la ley.

La mayoría de los senadores votaron en contra de la obje­ción a la ley. Con 35 votos se ratificaron en la versión del Congreso, que establece cancelar las facturas emiti­das sin lectura de medidor por seis meses. Por la apro­bación al veto se registraron tres votos, tres por la abs­tención y cuatro ausentes.

Esta versión permitirá emi­tir una sola factura que podrá ser fraccionada en 18 meses, la misma se sumará a las fac­turas del consumo emitidas a partir del mes siguiente a la promulgación de la ley. Tam­bién, se reconocerá el pago que ya realizaron los usuarios.

La franja de exoneración se aumentó a 1.000 kWh/mes, lo que permitirá alcanzar a los emprendedores y a la clase media según anunció el proyectistas senador Salyn Buzarquis.

El senador Sergio Godoy explicó que la mayoría coin­cide en que fue una estafa para los usuarios de la Ande, consi­dera que no corresponde fijar las tarifas de forma arbitra­ria sin lectura de medidor. La Ande argumentó que las lecturas de medidores no se hicieron atendiendo que los funcionarios no pudieron rea­lizar dicha actividad por ser personas con edad de riesgo al covid-19, por eso optaron por la estimación del consumo teniendo en cuenta los meses anteriores.­