);

Diputados votaron en contra del líbelo acusatorio contra el Jefe de Estado y el vicepresidente Hugo Velázquez.

Siguiendo con la votación en la que se puso a consideración el libelo acusatorio contra el vicepresidente, Hugo Veláz­quez, los resultados arroja­ron los mismos números.

Los diputados ausentes fue­ron Arnaldo Samaniego, del Partido Colorado, y María López, del Partido Libe­ral. Las bancadas oposito­ras votaron a favor del juicio político y las bancadas colo­radas de Colorado Añetete y Honor Colorado se opusieron al pedido. Las acusaciones se basaron en el desempeño en sus funciones durante la crisis sanitaria a causa del covid-19, referente a la falta de medicamentos e insumos, así como el retraso en la lle­gada de las vacunas. Se con­sidera negligente al Gobierno en el libelo acusatorio por no haber afrontado con solven­cia la emergencia, pese a que contó con los recursos finan­cieros y todas las herramien­tas legales y administrativas para hacerlo.

Las diputadas Celeste Ama­rilla, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), y Kattya González, del Par­tido Encuentro Nacional (PEN), fueron quienes se encargaron de leer las acu­saciones planteadas en los libelos acusatorios contra ambos representantes del Poder Ejecutivo. Ambas centraron las causales en los reclamos de la ciudada­nía que se manifestó en las calles durante días.

La exposición dentro de la improvisación se dio porque se vieron obligadas ante un pedido sorpresivo para tra­tar el pedido en una sesión extraordinaria por parte del diputado Basilio Núñez, líder de bancada de Honor Colorado.

Como la presentación de los documentos para el enjuicia­miento se dio sin los votos necesarios para su aproba­ción, la oposición quedó rele­gada ante una mayoría de las bancadas coloradas.

GIRO A COMISIONES A FALTA DE VOTOS

Ante la medida de la ban­cada de Honor Colorado de lograr terminar con la ame­naza de juicio político ins­talada desde hace días, se intentó frenar el desarro­llo con el pedido de girar a comisiones el estudio. Así, se buscaba cumplir con los trámites legislativos y que el pleno evalúe dentro de todos los escenarios posi­bles. Pero al no prosperar, tuvieron que iniciar el pro­ceso político contra Abdo y Velázquez.

Las bancadas coloradas en su mayoría decidieron que el pedido sea tratado en la fecha ante una multibancada con­formada por liberales, afines al Partido Encuentro Nacio­nal y la bancada de Patria Querida, que sentó postura en contra al Gobierno en los últimos días.

“REFORMAS NUNCA FUERON PRESENTADAS”

Las causales para enjuiciar al Vicepresidente giraron en torno a su función de ser nexo con el Poder Legisla­tivo, que alegan no fue cum­plida. Ante la promesa de la presentación de tres proyec­tos de ley que tenían como eje la reforma del Estado, enfo­cados en mejorar la calidad del gasto público, así como el reordenamiento de salud, educación, compras públi­cas, etc. “Las reformas de salud, educación, compras públicas, reordenamiento de empresas públicas y entes estatales nunca fueron pre­sentadas”, alegó la diputada del PEN como motivo para el juicio a Velázquez.

La presentación oficial del libelo acusatorio se realizó ayer en mesa de entrada de la Cámara de Diputa­dos, minutos antes de que se pida su tratamiento en sesión extra. La diputada Celeste Amarilla fue quien hizo entrega de los docu­mentos. En el documento presentado, entre una de las causales se mencionó un hecho que causó revuelo.

Denuncian que el retraso en las vacunas se debió a que se envió a GAVI la suma de US$ 6.850.615, que sería el 15% del importe total de la compra, que asciende a US$ 45.670.765, de las 4.279.800 dosis de vacunas comprome­tidas a través del mecanismo Covax.