);

El diputado colorado Raúl Latorre presentó  un proyecto de ley denominado “Manos lim­pias”, que busca evitar que los corruptos ocupen espa­cios de poder.

Es decir, que aquellas personas que fueron condenadas por crímenes de corrupción, además de pur­gar la pena que se le imponga, queden inhabilitadas por un tiempo posterior a candida­tarse a cargos electivos.

El parlamentario explicó que la propuesta legislativa que presenta busca legislar sobre el artículo 197 inciso 2 de la Constitución Nacional, sobre las inhabilidades para el ejer­cicio de los cargos electivos de senadores y diputados. “El alcance de este proyecto de ley será para los cargos de senadores, diputados, con­cejales municipales e inten­dentes municipales. Es el pri­mero de un paquete de leyes que estaremos presentando para combatir la corrupción y específicamente evitar que aquellos condenados por hechos de corrupción ocu­pen los espacios de poder”, sostuvo.

Latorre aclaró que la ley orgá­nica de las municipalidades, también se basa en ese articu­lado constitucional para esta­blecer sus inhabilidades, por ello la propuesta legislativa se extiende a las autoridades municipales. No así a Presi­dente y Vicepresidente, que formará parte de otros pro­yectos legislativos a ser pre­sentados a futuro.

En cuanto al tiempo de inha­bilitación, el proyecto de ley plantea como un tiempo mínimo, lo que dure la con­dena del procesado, y hasta 20 años como máximo. No obstante, aclaró que el pro­yecto plantea ese tiempo, pero el mismo será sociali­zado con la ciudadanía y los diferentes sectores políticos, mediante audiencias públi­cas, a fin de llegar a un con­senso de si la inhabilitación deberá ser por un tiempo o de forma indefinida.

“El proyecto habla que independientemente a que haya terminado la pena no podrá ocupar cargos, tam­bién habla de un tiempo que tiene que ver con las inhabi­lidades, que puede ir desde los años de pena, hasta los 20 años posteriores al cumplimiento de la condena prin­cipal”, precisó.

Asimismo, señaló que este proyecto evaluó todo lo que implica la inhabilidad pos­terior a una condena, a fin de que no sea acusado de inconstitucional, por ello, habla de que la persona debe estar con una senten­cia firme y ejecutoriada, es decir, que haya acabado todo el proceso de apelación del condenado.

Renovación de autoridades legislativas

A partir de hoy asumen las nuevas autoridades de las respectivas mesas directivas de ambas cáma­ras del Congreso Nacional. En ese sentido, el diputado Pedro Alliana, a la vez titular del Partido Colo­rado, fue reelecto por sus pares por tercera vez para estar al frente de este cuerpo legislativo. Lo acompañarán en la conducción de la mesa directiva los diputados liberales Julio Enrique Mineur (en la vicepresidencia primera) y Jorge Ávalos Mariño (en la vicepresidencia segunda).

En tanto que en la Cámara de Senadores fueron electos el colorado oficialista Óscar “Cachito” Salo­món como titular del Congreso Nacional, en tanto que en la vicepresidencia primera se quedó Fer­nando Lugo, del Frente Guasu, y en la vicepresidencia segunda el senador liberal Amado Florentín.