);

El presidente Mario Abdo Benítez, final­mente, promulgó ayer la ley que establece el uso de los fondos socioambientales de las binacionales en la lucha con­tra el covid-19. Desde el Poder Ejecutivo informaron que se deberá aguardar la reglamen­tación que permitirá la aplica­bilidad de la normativa.

De esta manera, los recursos de los fondos socioambienta­les de Itaipú y Yacyretá podrán ser utilizados para la compra de insumos, materiales de bio­seguridad, de mejoras en la infraestructura de los centros médicos y protección social. La reglamentación estará a cargo de ambas entidades binacio­nales, así como el Ministerio de Salud y el Ministerio de Hacienda, según informó el jefe de Gabinete de la Presi­dencia, Hernán Huttemann.

MANTENDRÁN PROGRAMAS

La postura del mandatario surge tras medir la tempera­tura política y ciudadana en torno a la ley que fue impul­sada por la Cámara de Sena­dores, teniendo en cuenta que desde el Gobierno mantenían una postura contraria al plan­teamiento al cual se le con­sideraba como “inconstitu­cional”, ya que se violarían los tratados internacionales entre los países que integran ambas entidades.

“Se va a tratar que todos los pro­gramas se mantengan debido a que el componente de protec­ción social, según el concepto y la definición de la FAO, con respecto a que se entiende con protección social, terminarían salvaguardando los programas que están en marcha. Se verán los puntos a reglamentar, den­tro de la jerarquía de las prio­ridades que tiene el Ejecutivo. En la cima se encuentra forta­lecer el sistema y salvaguar­dar la salud de los paragua­yos”, indicó.

Agregó también que el pro­ceso de reglamentación ya se encuentra en marcha y para eso el Ejecutivo tiene un plazo de 10 días. “Noso­tros estamos en una situa­ción excepcional, situación de emergencia sanitaria en donde todo el esfuerzo tiene que estar puesto en poder dotar de todo lo que necesita nuestro sistema sanitario para hacer frente a la crisis que tanto daño hace a nues­tro país”, comentó.

Finalmente, Huttemann afirmó que al hablar del com­ponente de protección social se “intentará” resguardar los programas que se encuentran en marcha.