);

El parlasuriano Ricardo Canese elaboró un pro­yecto de declaración por el que insta al país vecino respetar el acuerdo de  Yacyretá para que no vendan energía al Brasil. El funcionario denuncia que el comercio de energía entre las autoridades de esos países, se viene realizando desde septiembre del año pasado.

En el documento señala que “se exhorta a los gobiernos del Paraguay, Argentina y Brasil que respeten el Tra­tado de Yacyretá y el Tra­tado de Asunción”, en el sentido de que debe ser la Administración Nacional de Electricidad (Ande), en representación del Estado paraguayo, la empresa que debe exportar la energía de Yacyretá al Brasil, porque le pertenece.

Igualmente, recuerda que la venta por parte de la Ande logrará evitar las pér­didas y costos de transmi­sión y conversión que ele­van la emisión de gases de efecto invernadero absur­damente. Porque podría hacerse directamente en Itaipú, con menores pér­didas y costos, sostiene el documento.

También afirma que el tratado de Yacyretá es sumamente claro, porque otorga a la Argentina solo “…el derecho preferente de adquisición de la ener­gía que no sea utilizada por el otro país para su propio consumo”.

Lo que permite al Para­guay recibir y aceptar ofer­tas de terceros, correspon­diéndole a la Argentina tan solo el derecho de igualar la mejor oferta recibida por el Paraguay.