);

Su gestión fue polémica desde antes de asumir. Cuando el Presidente Mario Abdo lo nombró al frente del Ministerio de Educación, el rechazo fue masivo. La crítica central: falta de conocimiento en área educativa. A más de un año, los hechos lo comprueban

Apenas asumió al frente del MEC,  a Petta le llovieron críticas.

La designación fue cuestionada por los gremios docentes; quienes consideraron la decisión como un retroceso para el sector, por su falta de experiencia y conocimiento en el área educativa.

Desde la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay, sostuvieron – desde el principio- que el cargo lo debería asumir una persona que pueda hacer frente a los desafíos y levantar el sistema educativo del país. Y sostuvieron que esta “decisión netamente política atenta contra las necesidades del sector, ya que la cartera necesita una persona idónea y con la experiencia necesaria”.

Sin embargo: Petta asumió su cargo, y asumió “su falta de experiencia en el sector educativo”.

Y así, preparó un discurso decorado por promesas: “…durante mi gestión se dará prioridad al ajuste de la reforma educativa y a la optimización de los recursos del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) para lograr la conclusión de obras estructurales que beneficien a los estudiantes”.

Además, señaló que los docentes “serían capacitados constantemente en sus respectivas áreas para brindar una mejor enseñanza, y que trabajaría en conjunto con el Gobierno y el Ministerio de Hacienda con el fin de lograr un reajuste salarial acorde al sector”. Promesas sin ejecución.

Su segundo in/acertado movimiento  fue el de invitar a formar parte del MEC al corrupto confeso de Itaipu Gustavo Bogarín.

El funcionario fue destituido del cargo de gerente administrativo de la binacional por hechos de corrupción en el 2010.

A pesar de esto, el ministro Petta decidió trasladarlo desde la entidad binacional para colocarlo a cargo de la Unidad de Programas que coordina los recursos del Fonacide. El Secretario de Estado justifica su presencia allí y brinda completa protección.

No sólo le regaló un cargo público; también ironizó con el tema: “Que alguien me entregue una grabación donde Bogarín dice ^yo soy corrupto^, y ahí lo saco del ministerio”.

Su tercera conquista, fue las de educar entre adoquines rotos. 3500 aulas están en alerta roja. Más de 200 tienen riesgo edílico. En lugar de arreglar, y terminar con el problema; Petta decidió invertir en millonarias aulas prefabricadas.

Escuelas en mal estado; con peligro de derrumbe; pero con aulas dentro de contenedores de basura costosos.

La infraestructura en la mayoría de las instituciones educativas continúa en condiciones precarias. No existe  planificación ni medida para revertir la situación a corto, mediano y largo plazo.

Pero; no todo es negativo. Petta logró batir un récord: encabeza el índice con peor calidad educativa en las últimas décadas.

No sólo hay denuncias ciudadanas y de gremios docentes, por la ineficiente gestión. También, lo critican dentro de su círculo político. La senadora oficialista Blanca Overlar, calificó que la gestión del ministro es “malísima”. “Yo creo que él no tiene las competencias para dirigir un proceso de cambio en la educación, y está devastando la institucionalidad. Si la mitad de las cosas que cuentan que sucede en el MEC es cierta, realmente estamos en el peor momento en la historia de la educación”, declaró la legisladora.

Por su parte, el Sindicato de Directores del Paraguay (Sinadi) realizó una evaluación de los diez meses de gestión del ministro de Educación, Eduardo Petta. Para los directores, el ministro Petta está aplazado.

En dicho informe se presentan las debilidades y fortalezas de la administración del actual titular de la cartera de Educación.

Entre las flaquezas del MEC se encuentran, entre otras cosas, la inexistencia de un solo proyecto de inclusión escolar de la primera infancia, la mala utilización del dinero público en relación con los US$ 2 millones más que solicitó el MEC para la entrega a tiempo de los kits escolares y aun así no se llegó al 100% de las instituciones.

Sin embargo, para el directivo del MEC, su gestión es “exitosa”; tanto que se animó a declararlo públicamente.

Ignorar las jubilaciones docentes programadas, es su quinto hit.

A principios de año, en el MEC la crisis se hizo más fuerte. Todo, porque el Ministro no tuvo en cuenta la jubilación masiva de docentes, quienes habían iniciado los trámites varios meses antes.

Así,  40.000 estudiantes de 480 instituciones educativas estuvieron sin docentes durante 3 meses, lo que derivó en 43 movilizaciones y toma de colegios en diversos puntos del país.

A pesar de lo sucedido, sigue sin existir un  plan de “previsibilidad” para cubrir futuras jubilaciones y evitar nuevas tomas de colegios.

La ineficiencia cansa.

Hace no menos de 2 semanas, Miembros de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes) realizaron una manifestación en la casa de Petta, por falta de respuestas. Los estudiantes calificaron al ministro como “enemigo de la educación”, y aseguraron  que sus reclamos para acceder a un mantenimiento de las escuelas no cesará.

“El ministro no hace  absolutamente nada por la educación, sino al contrario el sistema educativo está cada más pisoteado por las autoridades”, expresaron los estudiantes.

El reclamo puntual es aumento de fondos de gratitud, que son los utilizados para el mantenimiento de las escuelas a nivel país y también el de los rubros para programas de alimentación. Si bien desde el MEC y Hacienda se habían comprometido en cumplir el reclamo, aún no toman medidas.

A los reclamos de los docentes, de algunos políticos, y de los estudiantes; se suma el de los padres. 

En el colegio Nuestra Señora de la Asunción, están sin profesores desde febrero en materias claves como Física y Matemáticas. Por lo cual, los padres de los niños que concurren a este establecimiento exigen una sanción civil y penal contra el ministro de Educación.

“Hasta este momento no tenemos ninguna respuesta del MEC, pese a que la directora del colegio envió infinidad de notas, el ministro que no aparece”, expresó uno de los padres que firmó el pedido.  Todos aseguran estar cansados de la situación que deja sin horas clases de calidad a los estudiantes.

¿Están son las transformaciones educativas a las que se refería Petta al momento de asumir?