);

Petropar demandó en el año 2016 a Engineering por “repetición de pago” en un contrato para suministro de tanques, pero terminó pagándole como “indemnización” casi US$ 1 millón en un acuerdo extrajudicial, en junio de 2019. El director jurídico de la estatal, Alberto Mendoza, evita mostrar documentos del caso. Coincidentemente, dicha proveedora es la “mimada” de este Gobierno.

Algo insólito ocurrió en Petróleos Paraguayos (Petropar), ya que en el 2016 demandó a la empresa Engineering SA “por repetición de pago” en un contrato que tenía para la provisión de tanques, para las estaciones de servicios de la entidad estatal. Sin embargo, luego de una contrademanda y perder en una primera instancia, terminó pagando casi 1 millón de dólares a la mencionada proveedora, tras un acuerdo extrajudicial.

El director jurídico de Petropar, Alberto Mendoza, dijo ayer que el pago se concretó en junio del año pasado, pero no quiso facilitar los documentos del caso (ni de los otros arreglos extrajudiciales), como prometió durante el fin de semana. Solo quiso comentar algunos argumentos para justificar los procesos. “Es una demanda del año 2016, que Petropar había perdido en una primera instancia, que es del gobierno anterior”, expresó a ABC y minimizó que solo se le haya pagado un poco más de G. 6.000 millones.

“No tengo en mente cuál es la contratación”, manifestó en entrevista con nuestro diario realizada en las oficinas de Petropar, donde en teoría el funcionario debía tener todas las documentaciones de los casos que maneja. Cuando se le pidió los papeles mencionó que en su momento publicarán en la página de la institución.

Se le insistió en cómo se llegó a pagar a una empresa a la que se demandó, y señaló: “Petropar demandó por repetición de pago que se había hecho, que después se reconvino (contrademanda de Engineering) por indemnizaciones por daños y perjuicios. Petropar termina perdiendo el caso. En la reconvención se perdió y con sentencia en contra, se pagó”.

Asimismo, nuestro diario intentó ayer obtener la versión de la firma Engineering, de Juan Andrés Campos Cervera, pero no respondió pese a insistencias. Vale recordar que su empresa es conocida como la “superproveedora” de este Gobierno, por el sideral aumento de sus contratos con el Estado en esta gestión de Mario Abdo B.

A la Aso pagaron “por descuentos irregulares”, dijo

Respecto al caso de la Asociación de Empleados de Petropar, a la que también pagaron US$ 600.000 a través de un arreglo extrajudicial, que según fuentes de la petrolera incluso podría ser más, Meza señaló que este juicio ya se había perdido en una instancia en 2014 y la sentencia se confirmó en el 2017, por lo que presentaron una acción de inconstitucionalidad para “alargar” el proceso. Además, explicó que la Aso de empleados reclamó supuestos descuentos irregulares a sus salarios en la petrolera, por deudas que no fueron pagadas a las entidades financieras (por préstamos, entre otros).

Sobre el caso de Mercopar, a la que pagaron US$ 330.000 también tras un arreglo, indicó que fue después de un pleito por demoras en la descarga de combustibles (entre barcazas y buques).

Firma beneficiada es la “superproveedora”

La firma Engineering, de Juan Andrés Campos Cervera, se convirtió en una de las más beneficiadas con el Gobierno de Mario Abdo Benítez, con un crecimiento importante de sus contratos con el Estado, llegando a acumular adjudicaciones por G. 199.316 millones, lo que significa que en solo dos años ya duplicó la cantidad de contratos que ganó durante los cinco años del gobierno anterior. Provee desde insumos de covid-19 hasta construcciones de paso peatonal. Su propietario justificó en su momento que el crecimiento de las adjudicaciones de la empresa con este gobierno “es una tendencia natural” y que la firma empezó a crecer porque “están haciendo bien las cosas” y no por tener algún vínculo con autoridades de turno ni pagar coimas.