);

A pesar que muchas escuelas se encuentra en estado deplorable, los alumnos deberán concurrir de manera presencial.. El ministro de Educación, Eduardo Petta, recién hoy entregará dinero para la mejora de  las instituciones.

El regreso a clases no sólo trae la peligrosidad por los posibles contagios de covid; las escuelas son un peligro en sí mismo. Más del  50% de las instituciones educativas necesitan refacciones y, a pesar de que tuvieron un año para hacerlo, recién hoy desde el MEC desembolsarán G. 23 mil millones.

 

Falta de preparación

Un año no bastó para preparar las escuelas y que los docentes y alumnos puedan volver a clases sin peligro. Un año donde el ministro de Educación, Eduardo Petta, miró hacia otro lado y no escuchó los reclamos de los gremios docentes y familiares de alumnos, reclamando por mejora en las escuelas.

Escuelas que se caen a pedazos, sin techo, con paredes a la miseria, con baños inutilizables, y con peligro de derrumbe. Y, a pesar de todo, hoy vuelven las clases presenciales.

Recién hoy, el día que deben volver las clases en todas las escuelas del país, Petta recordó lo estipulado por la ley de gratuidad y obligatoriedad de la educación, y anunció que se invertirá más de 26 mil millones de guaraníes en las escuelas.

Lo cierto es que si se hubiera contado con estos recursos a tiempo, hoy la vuelta a clases no sería peligrosa.

Además de la tardanza, desde varias instituciones reclaman no haber recibido un supuesto primer desembolso anunciado por el MEC durante el 2020.

 

Ley Nº 4088/10

Se declara la gratuidad y obligatoriedad de la Educación Ini­cial, Escolar Básica y Media, se marca un hito en términos de garantías y derechos, per­mitiendo que más estudian­tes ingresen, permanezcan y concluyan oportunamente sus estudios.

Además, la ley estipula la trans­ferencia de recursos finan­cieros a las instituciones educativas de gestión ofi­cial, desde un Estado que considera que los derechos no pueden ser “focalizados”, beneficiando a unos y exclu­yendo a otros.

PROTESTA

De los 74.000 educadores, 50.000 no asistirán a las aulas en “defensa de la vida” y pidiendo declarar emergencia educativa nacional.

La Federación de Educadores del Paraguay (FEP) presentó ayer un recurso de amparo judicial en contra de las clases presenciales.

“La intención es que se garantice la protección de la vida del docente y que se den nuevamente clases virtuales desde el principio”, dijo el titular del sindicato, Silvio Piris.

La jueza Inés Galarza corrió traslado del amparo constitucional de no inicio de las clases al MEC, que deberá responder en un máximo de 72 horas, y ordenó que la FEP agregue la documentación pertinente al caso en 48 horas.

Acusa a los docentes

Ante el anuncio de manifestaciones de varios gremios docentes, Petta los criticó y acusó de ser posibles transmisores del virus. “La escuela aún no contagió a nadie (…), espero que de esa manifes­tación no lleven el virus a la escuela”, dijo el ministro.