);

El senador podría volver a ser sancionado luego del incidente donde destrozó comisaría y agredió a policías en Minga Porã. Por lo sucedido, el Ministro del Interior, Euclídes Acevedo, presentará denuncia ante Fiscalía.

El abdista Martín Arévalo considera que corresponde una sanción y que esperarán la nota que prometió remitir el ministro del Interior, Euclides Acevedo.

El liberal José Ledesma alegó que no es la función de un senador ir a confrontar con policías y que debe ceñirse por la vía institucional.

Lilian Samaniego consideró reprochable la actitud de Cubas, y felicitó al ministro del Interior por defender a la institución policial.

“No solamente agrede sino que nos deja mal parados con la sociedad (…). Somos cómplices de sus actos si no tomamos ninguna decisión”, dijo Arévalo en torno a la posibilidad de otra sanción.

“Pensamos que había terminado esa etapa, que había entendido que ya no puede proceder de esa manera de forma autoritaria y sobre todo soberbia”, cuestionó.

Indicó que los policías respetaron su investidura. “Si no era senador, le hubiesen garroteado como corresponde”, sentenció el abdista. “Creo que amerita una sanción. No puede un senador estar haciendo lo que él hace”, sostuvo el colorado.

“Sería la tercera expulsión. No es motivo para pérdida de investidura pero sí para una sanción”, insistió.

Ledesma por su parte intentó dar cátedras a Cubas diciendo que la función de un senador es recabar datos, convocar a las instituciones responsables, “porque rollotráfico hay en todo el país”.

Sobre la posible sanción a Payo, Samaniego dijo que se tendrá que evaluar en su momento en el plenario. “Semejante actuación no condice, no es la forma en que vamos a construir”, manifestó.