);

El Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam) da un ultimátum de cinco días al Gobierno para eliminar los buses irregulares. Caso contrario hará un paro del 85% de la flota del transporte público del área metropolitana.

El presidente de la Cetrapam, César Ruiz Díaz, anunció que los socios resolvieron la medida extrema y fija el 4 de octubre próximo, como fecha tope para eliminar la circulación de los buses sin habilitación. Las declaraciones las brindó ayer, tras la reunión de hora y media con los empresarios, en la sede del gremio.

El sindicalista manifestó que la ley establece que se debe comunicar la medida cinco días hábiles antes. Se consideró un tiempo suficiente para que las autoridades “saneen” la circulación de buses y enumeró que involucra a las unidades de las Líneas 18, 32, 102 y los internos.

Ante el reclamo, el viceministro de Transporte, Pedro Britos, indicó que la Policía y Fiscalía acompañan a los fiscalizadores para detener a los buses irregulares.