);

La Unión Industrial del Paraguay (UIP) emi­tió su posición con relación al paro de camio­neros que se desarrolla hace varios días como medida de protesta que establecieron tras el incumplimiento del acuerdo con el sector agroex­portador y ante el compli­cado escenario por el que están atravesando.

“Preocupados por las ame­nazas de personas autode­nominadas representantes del sector transporte, que vienen profiriendo a la ciu­dadanía y al Gobierno a tra­vés de los medios de comu­nicación para forzar un reajuste del precio de fle­tes mediante la aplicación de una ley, exigimos a los órganos nacionales com­petentes que garanticen el libre tránsito por todo el territorio nacional con un accionar firme”, señala el comunicado.

El gremio sostiene que la libre circulación y el tra­bajo son derechos consti­tucionales garantizados y que no pueden ser objeto de negociación. “Mucho menos se puede permitir que sec­tores amenacen con tomar de rehenes a los ciudadanos, perseguirlos o agredirlos, violando un legítimo dere­cho”.

La UIP repudia los inciden­tes ocurridos este fin de semana que dan cuenta de que algunos manifestantes ocasionaron daños e incluso atentaron contra la integri­dad física de transportistas que no se habían unido a la movilización.

“Con relación al precio del flete, entendemos que esto debe formar parte de una negociación entre transpor­tistas y empresas o sectores que contratan el servicio, por lo que una regulación a través de una ley consti­tuiría una amenaza y una alteración en el sistema de libertad de concurrencia, también garantizado en la Constitución Nacional”, asevera el gremio.

La UIP sugiere la crea­ción de mesas técnicas de trabajo donde los acto­res involucrados puedan dirimir sus diferencias en forma satisfactoria para las partes. “Exigimos al Gobierno la garantía inmediata para los dere­chos amenazados que pue­den afectar el desempeño del resto de la economía, la libertad y por sobre todo la seguridad de los ciudada­nos”, afirmaron.