);

Industrias de autopartes del país logran seguridad para mantener su producción con la firma oficial del acuerdo automotor entre ambos países, que se concretó ayer en la Cancillería.

 

Autoridades nacionales y del Brasil concretaron ayer, en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, la firma oficial del acuerdo automotor bilateral, que contempla intereses favorables para ambas partes en la materia (ver detalles en infografía de la página).

Por nuestro país lo hicieron la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer, y el embajador brasileño ante Paraguay, Flavio Soares Damico. Fueron testigos el canciller nacional, Antonio Rivas, y el secretario especial de Comercio Exterior y Asuntos Internacionales del Ministerio de Economía de Brasil, Marcos Prado Troyjo.

Todos los oradores del acto destacaron la importancia de la firma de este acuerdo bilateral, que otorga un trato diferenciado a Paraguay como país sin litoral marítimo y de menor desarrollo relativo al pacto regional.

En su exposición, la ministra Cramer consideró que la firma celebrada no era solo importante para Paraguay, sino para todo el Mercosur. Recordó que una crisis que se originó el año pasado se convirtió en la oportunidad para que, de no tener ningún acuerdo bilateral del rubro automotor, nuestro país haya pasado a tener sucesivamente acuerdos, primero, con la Argentina y ahora con el Brasil.

Afirmó que este acuerdo fue posible gracias a la decisión política y el mandato del presidente Mario Abdo Benítez y del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Asimismo, destacó la participación de los negociadores de ambos países.

A su turno, el embajador brasileño Soares Damico recordó la visita realizada por el canciller de su país a Paraguay la semana pasada, donde se dejó sentado el concepto de prosperidad compartida.

Sostuvo que con este acuerdo se concreta dicho concepto, que tendrá un impacto muy importante no solamente para las industrias, sino además por los empleos en ambos países.

Por su parte, el canciller Rivas destacó el hecho de haber logrado los acuerdos del sector automotor con Argentina y el Brasil.

“Esto hace que podamos soñar que prontamente tengamos el acuerdo con Uruguay, que nos permitirá cumplir con uno de los objetivos de la presidencia pro tempore del Mercosur, que es el acuerdo automotor a este nivel”, enfatizó.

DIMENSIONES. Al término del acto y en rueda de prensa, Marco Prado consideró que este acuerdo tiene al menos tres dimensiones importantes. Dijo que la primera está en el escenario del cambio de las cadenas globales de valor, con el acuerdo se da un refuerzo a los industriales que están en América del Sur y, particularmente, en Paraguay y Brasil.

“La segunda dimensión es la institucionalización de la economía, que es uno de los criterios más importantes para atraer inversiones. Y claro, tercero, en Brasil estamos trabajando en términos prioritarios en concepto de prosperidad compartida entre Brasil y Paraguay”, enfatizó.

Añadió que este entendimiento representa un marco muy significativo para el avance de las relaciones económicas entre nuestras dos naciones.

Subrayó que uno de los puntos más importantes es que ahora “caminamos hacia el libre comercio, la rebaja de aranceles, el refuerzo de la capacidad de Paraguay de fortalecer ítems para Brasil”.

Finalmente, indicó que lo fundamental también es que el Mercosur salga un poco más fortalecido, a partir de la prosperidad lograda por ambos países con el acuerdo alcanzado.