);

El presidente de la ADIRI (Agencia de Desarro­llo e Integración de la Región de Itaipú), Juan Bar­boza, confirmó que  de 2 de las más grandes industrias textiles de Portugal aterrizan en el país.

Se trata de la firma Têxteis JF Almeida SA, creada en 1979, de referencia en el sector textil del hogar. Cuenta con más de 550 profesionales calificados y un moderno parque indus­trial en Guimarães, con lo que garantiza una respuesta rápida a las solicitudes, ya que se espe­cializa en la exportación en un 80%, por lo que probablemente se decidieron a montar la pro­ducción en Paraguay bajo el sistema de la maquila.

Su apuesta es de unos 5 millones de euros, dijo Barboza, para acercar toda la estructura y tecnología de punta para la ela­boración de toallas, sábanas y afines. En tanto que Campos & Campos, que proyecta una inversión entre 6 a 7 millones de euros, se especializa en pro­ducción de calcetines. Es una firma fundada en 1981, que fue forjando la aceptación com­pleta del producto, debido a la tecnología utilizada en el pro­ceso de producción, la calidad de la materia prima utilizada y el diseño del producto termi­nado, según el sitio web.

A más de la implicancia social y económica para la zona este del país, en cuanto a generación de mano de obra, ya que en una pri­mera etapa desde que empiecen a operar las fábricas, que estimó el titular de ADIRI podría ser en el segundo semestre del 2020 ya, cada una emplea­ría a unas 100 personas, que a mediano plazo irá aumen­tado progresivamente.

A la vez, los empresarios portugueses están intere­sados en un proyecto pre­sentado por la ADIRI en una reunión con intendentes de la región este, empresa­rios, la UGP y cooperativas, para diseñar todos juntos el resurgimiento del oro blanco paraguayo, o el cultivo del algodón, que beneficiaría a 2.000 familias en el departa­mento de Caaguazú, donde se prevé la zona de cultivo. A la vez, los empresarios portu­gueses utilizarían la materia prima local o algodón para la producción de sus artícu­los, a más de exportar a los mercados europeos, donde dicha materia prima es más que requerida y valiosa.