);

El Primer Mandatario, volvió a ser motivo de bur­las en las redes sociales por un “desliz” de los adminis­tradores de sus plataformas digitales.Luego de publicar en su cuenta oficial de Twitter, la inspección que el Jefe de Estado hizo en diferentes obras; minutos después, desde su misma cuenta, se felicitaba por la gestión.

Inmediatamente, los inter­nautas no pasaron por alto este error y el perfil en Twitter del mandatario fue blanco de un vendaval de burlas y críticas el día de ayer. Luego de postear su actividad, quince minu­tos después fue la misma cuenta que respondió a la publicación “felicitando” al Presidente por el trabajo que se encontraba reali­zando, un error del community manager (CM) imper­donable para los sabuesos de la burla.

Decenas de tuits y pos­teos en Facebook e Insta­gram dieron cuenta de este nuevo error en la comunica­ción gubernamental. En el pasado reciente, otras enti­dades estatales cometieron deslices iguales o peores al del jefe de Estado. Mientras tanto, este no es el primer error comunicacional que dejó mal parado nada más y nada menos que al propio presidente de la República.

Así, Abdo sigue acumulando papelones. Hace apenas una semana, algo similar ocurrió en el mundo virtual, cuando  un impostor se hizo pasar por presidente y CEO de Lam­borghini en América Latina.

También, protagonizó un episodio embarazoso con una bom­bera voluntaria durante la quema que se dio en el Par­que Guasu, de Asunción, cuando la misma mostró al Presidente uno de los animales dañados por el incendio, a lo que el Pre­sidente consultó “¿dónde está dañado?”. La volunta­ria ofuscada respondió que eran visibles los daños que tenía el animal.