);

El Jefe de Gabinete vuelve a ser denunciado. Esta vez porque su estudio jurídico salvó a una importadora de pagar impuestos y multa millonaria a la Dirección Nacional de Aduanas. Se detectó irregularidades de la firma.

 

El abogado  Raúl Daniel Ramírez González – quien forma parte del estudio jurídico del  estudio jurídico del Jefe de Gabinete , y actualmente representa a la empresa importadora de vehículos Censu SA.  evite pagar más de G. 22.000 millones a la Aduana.

Desde la Dirección Nacional de Aduanas detectaron irregularidades cometidas por esta firma en el proceso de importación de automóviles.  Es decir, que esta empresa – representada por Guido Juan Michelagnoli y Miguel María Michelagnoli –  mediante una “laguna jurídica” introdujo automóviles nafteros como flex (mafta y/o alcohol) de menor valor impositivo, sin pagar los impuestos correspondientes.

Y, si bien el director de Aduanas,  Julio Fernández, confirmó las irregularidades, intentó justificarlas.

La multa que debería haber pagado la firma es de  más de USD 100 millones ; pero gracias a la “defensa”  del estudio jurídico de Villamayor, lo evitó.

Ramírez González, además de pertenecer al estudio del Jefe de Gabinete, es  – desde octubre de 2020 – suplente del Ejecutivo ante el Consejo de la Magistratura.También repre­senta al bufete en el polémico caso Ivesur, encargada de las inspecciones técnicas vehicu­lares de Asunción.

“Mi postura como director es que libramos a Aduanas de una pérdida de aproximadamente unos US$ 100 millones. Esto lo hemos estudiado muchísimo”, intentó justificar el director de Aduanas respecto a las consecuencias jurídicas y pecuniarias que causaría cobrar la multa a la importadora representada por el bufete de Villamayor. Además, dijo que “esta situación se dio a causa de un decreto mal redactado”.

“No teníamos muchas opcio­nes, o los condenábamos y per­deríamos en la Justicia, o bien los sobreseíamos”, agregó el titular de Aduanas.

Esta evasión impositiva – justificada y defendida por el bufete de Villamayor – impide al Estado paraguayo recibir unos US$ 15 millones en conceptos de aranceles, que rondan entre US$ 1.500 a 1.800 dólares por cada vehículo.

NO ES LA PRIMERA

Vale la pena destacar que el Jefe de Gabinete fue salvado del voto de censura luego de ser interpelado por los legisladores por la denuncia  de corrupción por la causa entre Petropar y PDVSA – Venezuela.