);

En las redes sociales del Ministerio de Educación publicaron una imagen trucada.

En la foto se puede ver a un menor recluido en el Cen­tro Educativo de Itapúa y en la que “dibujaron” una mascari­lla. El objetivo sería engañar a los internautas y asegurar que cumplen con los protocolos sanitarios para evitar la pro­pagación del covid-19.

Tras la orden de borrar la publicación de la cuenta del MEC, inmediatamente el ministro Petta utilizó su cuenta personal para afirmar que dio un “feroz akãpete” a los funcionarios que edita­ron la foto. “Les comparto la foto real preservando la iden­tidad”, atinó a decir, primero para constatar que la foto fue manipulada y segundo para evidenciar la falta de preser­vación de la identidad de un menor de edad que se encuen­tra privado de su libertad.

Nuevamente Petta aseguró que la educación no se detuvo, incluso en el Centro Peniten­ciario de Itapúa. “En las cár­celes siguen estudiando, con tecnología e internet, la edu­cación no se detuvo. ¡Gracias por hacerlo viral!”, expresó el ministro en un arranque de irrealidad. Hay que señalar que desde el propio MEC se difundieron informaciones falsas que reafirman la incom­petencia de la gestión tanto comunicacional como edu­cativa, especialmente ante la pandemia del covid-19.