);

La oposición está metida de lleno en las negociaciones y acuerdos que puedan surgir a corto plazo para fortalecer un frente común para derrotar al Partido Colorado en Asunción. Para diputados y analistas, lo que pueda suceder en las municipales depende en gran medida del grado de madurez que muestren los actores políticos para construir una alternativa seria, ya mirando de reojo el 2023.

La diputada Kattya González, del Partido Encuentro Nacional, señaló que lo que se está viviendo es una época decisiva. “Se está hablando de candidaturas, pero antes, lo que debemos mencionar es que es necesario tener un espíritu aperturista, porque nosotros creemos que la credibilidad se construye ahora… Por todo lo que sucede hoy, no es momento de posturas miopes de cúpulas, es necesario mirar hacia adelante”, manifestó.

Instó a dar un mensaje de madurez política y generar un capital simbólico decisivo para el futuro, manifestando la necesidad de que el PLRA, como sector importante dentro de la oposición, genere un interlocutor válido, y lamentó la constate purga. Indicó además que también deben dar señales de que no usan “la misma lógica de la ANR, pero en pequeño”.

GARANTÍAS. Para el analista sociólogo Nicolás Chase Plate, la tradición liberal de fuerte confrontación interna y la historia reciente donde las alianzas encabezadas por los azules no finalizaron con éxito, son muestras de que ese partido debe reformarse o no habrá garantías para conformar acuerdos políticos.

Chase señala que hoy no hay en el liderazgo del PLRA alguien que garantice a la oposición una alianza, dadas las peleas internas, al tiempo de que los principales caciques movimentistas, con sus acciones, posturas y discursos, distan mucho de proclamar el liberalismo que dicen tener como ideología y está escrito en el estatuto partidario.

“Primero, tenemos al senador Blas Llano, quien novillea con uno de los dos movimientos internos fuertes de la ANR; este es el grupo de Honor Colorado”, manifestó.

Tampoco se ahorró en críticas a Efraín Alegre, por estar sindicado de mala administración de las arcas partidarias, y estar cercano a “políticas socialistas” antes que “liberales”, de acuerdo con la ideología y estatuto de su partido.

CONCERTACIÓN. Por su parte, el diputado liberal Édgar Acosta señaló que hay buenas figuras en la oposición y coincidió con su colega Kattya González, en que todos deben participar del diálogo.

“Estoy a favor de una concertación y dentro del PLRA puede haber más una dupla o fuera del partido. Debemos escuchar qué piensan Kattya, Villarejo. Pero, en general, creo en la figura de la concertación porque ahí medís la fuerza fuera del partido con tu dupla y con los actores de la oposición”, destacó.

El PLRA debe definir en una convención la línea a seguir y el mecanismo para realizar acuerdos políticos: alianza o concertación.

Agregó que si se decide por el mecanismo de concertación, espera que la chapa que surja sea encabezada por su partido, sin desconocer que también otras fuerzas tienen posibilidades. “Ese alguien debe posibilitar unir a la oposición”, dijo.