);

El acuerdo Abdo-luguista empieza a tomar fuerza: el Senado archivó pedidos de investidura de tres legisladores acusados de graves delitos.

 

En el día de ayer, y de manera sorpresiva y expeditiva, la Cámara de Senadores envío al archivo los pedidos de pérdida de investidura de los senadores Javier Zacarías Irún, Rodolfo Friedmann y Sixto Pereira.

El pedido de la sesión extraordinaria para tratar este tema, generó polémica dentro de la Cámara Alta, y descontento de varios senadores, que decidieron retirar por no querer participar de una “sesión lavandina”, como ellos la llamaron. Igualmente, se consiguió obtener los votos necesarios debido al pacto Abdo-luguista encabezada, en Senadores, por el presidente del recinto, Óscar “Cachito” Salomón”.

 

Los acusados y salvados:

ZACARÍAS IRÚN. Acusado de:

-utilización de recursos públicos para provecho propio

-uso indebido de influencias

-incompatibilidad en el cargo

Salvado por 19 votos a su favor, 6 abstenciones y 20 ausentes.

 

RODOLFO FRIEDMANN. Acusado de:

-robar viandas escolares

-lesión de confianza

-enriquecimiento ilícito

Salvado por 19 votos a su favor, 7 abstenciones y 19 ausentes.

SIXTO PEREIRA. Acusado de:

-alentar apropiación de tierras

-incitar a movilizaciones, hechos punibles y al quiebre institucional.

Salvado por 22 votos a su favor, 3 abstenciones y 20 ausentes

 

REPUDIO

El senador Juan Carlos Gala­verna calificó de “maniobra burda” este blanqueo, y acusó a “Cachito” Salomón ser quien la encabezaba.  “No participaré de esta farsa. Me permito llamar a esta sesión como la sesión de la lavandina. Es cierto, el reglamento les habi­lita y más todavía su inescrupulosidad les habilita una maniobra tan burda como esta”, dijo.

Así mismo, el senador  Enrique Riera, dijo que entre los acusados de uso de influencias, “uno defiende invasión de tierras, otro no puede justificar los depar­tamentos en la playa y otro se metió con las meriendas de los chicos”. La intención de tratar los tres pedidos, dijo, “no tiene otro nombre, se llama impunidad para los delincuentes y para el que viola la ley”, sentenció.