);

En la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este de 133 muestras, 102 dieron positivo: 63 funcionarios y 39 presos.

El Departamento de Alto Paraná pasó a encabezar el ránking de contagios activos, tras la confirmación de tres casos positivos de Covid-19 (dos guardias y un reo) dentro de la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este. Aún se desconoce quién introdujo la enfermedad, ya que las visitas a los internos están restringidas desde hace meses.

Tanto el núcleo familiar como el entorno social de cada uno de los funcionarios constituyen los principales focos de dispersión del virus por fuera de los muros del penal.

El director de Vigilancia de la Salud indicó que trabajan para ubicar a todas las personas que tuvieron contacto con los empleados de la penitenciaría. Esa información permitirá saber el nivel de dispersión que se tuvo en la comunidad a partir de este brote, según reportó Wilson Ferreira, corresponsal de ÚH en Alto Paraná.

Desde el punto de vista epidemiológico –dijo– se trata de un brote en un área controlada, comparable con lo ocurrido en algunos albergues. “El componente que complejiza un poco más el escenario son los casos de los funcionarios de la penitenciaría que dieron positivo también”, separó.

Antes de ser trasladados a un albergue, estos estuvieron con sus familiares. “Cada caso tiene su árbol, su familia, su grupo de contacto en su comunidad, se tiene que hacer el mapeo para dimensionar el brote, si se dispersó mucho en la comunidad o no. Esto es lo diferente”, resaltó Sequera. Realizarán una “estratificación de riesgo” para reos mayores de edad o que padezcan alguna patología de base. “Estos van a ser separados, pero en términos generales está bien encaminado”, agregó.

En tanto, el Ministerio de Justicia decidió suspender las visita en todas las cárceles.

ORIGEN

Sequera apuntó que, si bien no se pudo determinar cómo ingresó el virus al penal, manejan varias hipótesis. Como no se estaban recibiendo visitas, esa posibilidad se descarta; pero sí se recibían –hasta ayer– mercaderías de distintos puntos del país, incluso del Brasil. “También eso puede ser una puerta de entrada, no se descarta a los funcionarios. Es difícil definir el nexo epidemiológico en esas condiciones”.

El corresponsal de ÚH reveló que hasta anoche se tomaron 500 muestras en torno a este brote.

El viceministro de Salud, Dr. Juan Carlos Portillo, aseguró que “la situación está bajo control”. “Estamos empezando el estudio de este brote. Los datos son bastante claros: Tenemos una población bien identificada. Trabajaremos en la identificación de los contactos adicionales y, una vez que tengamos ese mapa, el panorama va a estar más claro y podremos hacer una definición estratégica de cómo seguir”, dijo en alusión a si en el Este del país se retrocederá o no de fase.