);

José Fusillo, presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología, jefe del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram), argumentó que el Paraguay no puede seguir “contando muertos” a causa del COVID-19, razón por la cual sostuvo que es necesario que el Gobierno, junto a los principales referentes del país, llegue a un acuerdo sobre las medidas que se deberán aplicar para poder enfrentar el colapso sanitario y la alta cifra de contagios y mortalidad.

“Nosotros no podemos seguir contando muertos diariamente, nosotros fabricamos camas para dar solución a una urgencia de los compatriotas. Hoy por hoy estamos prácticamente viviendo una vida normal en un momento que es absolutamente anormal, es una situación crítica que no la hemos vivido en ninguno de los otros meses de la pandemia”, sostuvo.

Las declaraciones del profesional de la salud surgieron mediante una entrevista en el programa “Fuego Cruzado”, emitido por el canal GEN. “Hay muchas implicancias hoy por hoy, el consejo estrictamente sanitario no está teniendo el mismo peso que las instituciones políticas, sociales y económicas, y hay que sentarse con todos los protagonistas de esta situación y llegar a un acuerdo”, indicó.

Foto: Leandro Veragua.
Foto: Leandro Veragua.

“Ningún aspecto de una enfermedad tan contagiosa puede dejarse al libre albedrío”

Agregó a la vez que el Gobierno no debe dejar al “libre albedrío” el combate contra la enfermedad, razón por la cual es necesario que se establezcan medidas claras en cuanto a evitar la propagación del virus.

“Estamos viviendo una situación muy crítica, hoy ya estamos en el número uno del mundo en muertos por millones de habitantes. Los hospitales públicos y privados ya están colapsados. Estamos hablando de una enfermedad infecto contagiosa y ningún aspecto de una enfermedad tan contagiosa puede dejarse al libre albedrío, evidentemente lo que no está prohibido está permitido y la gente va a hacerlo mientras no hayan algunas limitaciones”, comentó.

“Será muy importante lo que ocurra en Argentina para las decisiones que se puedan tomar”

Añadió que Paraguay debe tener en cuenta lo que acontece en la Argentina, tras la aplicación de una cuarentena estricta. “Veremos si logran reducir en algo la tasa de infección con estos 10 días de restricciones severas que están promoviendo. Me parece que será muy importante lo que ocurra en Argentina para las decisiones que se puedan tomar de aquí a poco, ya que se le tomará como modelo, ya sea de forma positiva o negativa”, refirió.

El médico comentó que las vacunas son importantes, pero que su efecto se verá “probablemente a mediano plazo, no es una solución a corto plazo”. Indicó que mientras se logre vacunar al 60 o 70% de la población que abarcaría posiblemente un periodo de entre 5 y 6 meses más con la finalidad de observar una respuesta de “inmunización masiva”:

Detalló también que los profesionales de la salud se encuentran firmes, pero con un agotamiento mental ante la situación que deben enfrentar día a día. “Estamos firmes, pero cansados, es un agotamiento más mental que físico, es algo de tomar decisiones muy difíciles de ver a pacientes, priorizarlos, llamadas constantes de personas pidiendo una cama de terapia intensiva, un respirador o simplemente un lugar para que se le pueda dar oxígeno a su familiar, el tener que dar 10 a 20 veces por día noticias negativas a los familiares”, sostuvo.