);

Una vez más, la Justicia falló en contra del directivo de la EBY, por no transparentar los gastos de la binacional. Si no entrega las rendiciones de cuentas,  Duarte Frutos cometerá desacato de una orden judicial.

 

El Tribunal de Apelación  rechazó el recurso de apelación presentado por el director paraguayo de Yacyretá (EBY), Nicanor Duarte Frutos, quien incumplió la Ley de Transparencia por no presentar información detallada sobre el destino final de millonarios gastos realizados desde la entidad.

Fue el periodista del medio La Nación, Jhojhanni Vega, quién accionó judicialmente para que Duarte Frutos entregara la información pública sobre los gastos sociales que ejecutó en la binacional bajo su gestión. La misma fue requerida por hace cinco meses, pero aún no fue presentada en su totalidad.

 

Gastos en sospecha

Desde la Justicia, se le ordenó al funcionario de la EBY que entregue el listado de pagos en concepto de publicidad, eventos, propaganda, contratos y empresas beneficiadas, así como transferencias a organizaciones durante los años 2019 y 2020. Y, aunque se dio un plazo de 10 días hábiles; Nicanor no cumplió.

 

Nicanor se intenta defender

Desde que Duarte Frutos fue llevado a la justicia, empezó a liberar algunos datos solicitados, pero incompletos. Además, intentó apelar a la resolución de la jueza Alice González, quien le ordenó cumplir con el pedido del periodista ( respaldado en la Ley de Acceso a la Información Pública).

Además, cabe la pena recordar que inicialmente, el directivo de la EBY,  había invocado el tratado internacional de la binacional para argumentar que necesitaba de una autorización por parte de los socios argentinos para proveer lo solicitado.

En su último intento para zafar del desacato, se difundió una gacetilla desde la web de la binacional donde decían que la “Cámara de Apelaciones reconoce que la EBY cumplió con Ley de Acceso a la Información” en cumplimiento a la orden del Juzgado de Primera Instancia de la Niñez y la Adolescencia, a cargo de la jueza Alice González Delorenzi”.

Pero, esto fue solo un disfraz, ya que el periodista recibió un mail, pero sin la información requerida.

 

Apelación fallida.

El Tribunal de Apelaciones, compuesto por los jueces Silvio Rodríguez, María del Carmen Romero y Gloria Benítez, confirmó la sentencia de la jueza González en la que se ordena a Yacyretá proveer el listado de pagos en concepto de publicidad, eventos y propaganda incluyendo la descripción del servicio, fecha del contrato y la empresa beneficiaria, correspondientes a los años 2019/2020. Así también las transferencias económicas realizadas a organizaciones sociales, gubernamentales y no gubernamentales durante los años 2019/2020. Incluir el concepto de la ayuda económica, fecha, rendición de cuentas y nombre del responsable de la entidad que recibió el dinero.

El plazo venció el pasado viernes 26 de marzo y si bien desde la EBY remitieron un correo al periodista, no le enviaron la rendición de gastos solicitados. Es decir que no le enviaron la rendición de cuentas (copia de facturas, contratos, etc)

Con esto es más que evidente que el acceso a la información pública todavía es una misión imposible para muchos ciu¬dadanos que quieran cono¬cer cómo se ejecutan los gastos públicos. Políticos con oscuros antecedentes como Duarte Frutos hacen lo impo¬sible para matar la transpa¬rencia en la administración de recursos públicos.

 

La ministra de Justicia pide transparencia.

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, titular de la cartera que coordina precisamente la aplicación de la Ley de Acceso a la Información Pública, dijo – en relación a la denuncia contra Nicanor – que urge al Estado contar con servido¬res públicos que sean padrinos de la transparencia, que brinden explicaciones y detalles de todo cuanto toca y se administra en el sector público”.

Si sigue sin hacer pública la información, Duarte Frutos se expone a un proceso penal y una eventual sanción, como la pena privativa de libertad de hasta 5 años.