);

Prueba. El Ministerio de la Vivienda respondió a una protesta contra la adjudicación a la empresa Productos Paraguayos SA, donde expuso documentos que fueron presentados por la firma a la institución para la evaluación de su oferta, y que supuestamente acreditan su experiencia en el rubro de limpieza.

 

El Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH) contrató los servicios de limpieza de la empresa Productos Paraguayos SA (Prodpar), que sorteó la evaluación sobre su experiencia con documentos expedidos por firmas amigas.

El MUVH adjudicó 4 de 5 ítems de su licitación para “contratación de servicio de limpieza tercerizado” a Prodpar, estrechamente vinculada a otras del sector, acaparando los contratos en el rubro con el Estado. El monto del contrato asciende a la suma de G. 675.699.960.

Miguel Galeano es uno de los representantes de Prodpar. Para su adjudicación, debió demostrar su experiencia. Presentó entonces a la institución constancias de cumplimiento de contratos firmadas nada más y nada menos que por sus cuñados.

Además de Prodpar, Miguel Galeano representa a la empresa San Alfredo, también del rubro de limpieza. Su esposa, Karinna Rodríguez, firma los contratos con entidades públicas en representación de esta empresa.

Justamente, el hermano de Karinna, Andrés Rodríguez, es quien emitió dos de los certificados presentados por Prodpar, como muestra de su experiencia.

“Dejamos constancia que la empresa Prodpar SA con RUC N° 80086796-3 ha cumplido satisfactoriamente el “servicio de limpieza de oficinas y limpieza de obras” Contrato Nº 02/2019 por un valor de los servicios citados anteriormente de G. 152.000.000 en el periodo de Diciembre 2019 a Noviembre del año 2020”, dice el documento que lleva la firma de Andrés Rodríguez, en representación de la constructora R&B SA.

Only Glass también es cliente de Prodpar, según otro documento evaluado por la institución de la vivienda. La empresa es de Henry Acuña, casado con Jazmín Galeano, hermana del representante de Prodpar, Miguel Galeano.

Así Prodpar pasó la evaluación sobre su experiencia. Estas empresas también fueron citadas en su DDJJ de listado de al menos cinco clientes, que exigía el MUVH.

El ítem 4 de la licitación para “Servicio de limpieza de Edificio Central”, inicialmente fue adjudicado a la empresa San Alfredo. Pero la adjudicación cayó tras una reevaluación de ofertas, a raíz de una protesta, y se concedió el ítem a la firma Puro Limpio.

CONEXIONES. Miguel Galeano figura en el Instituto de Previsión Social como empleado del Grupo Bri SA. Esta empresa está relacionada con Cevima, también del rubro de limpieza. De hecho, comparten hasta el mismo número telefónico.

Última Hora habilitó el correo electrónico: uhinvestiga@gmail.com, donde podés enviar tus denuncias.

Prueba. El Ministerio de la Vivienda respondió a una protesta contra la adjudicación a la empresa Productos Paraguayos SA, donde expuso documentos que fueron presentados por la firma a la institución para la evaluación de su oferta, y que supuestamente acreditan su experiencia en el rubro de limpieza.

Prueba. El Ministerio de la Vivienda respondió a una protesta contra la adjudicación a la empresa Productos Paraguayos SA, donde expuso documentos que fueron presentados por la firma a la institución para la evaluación de su oferta, y que supuestamente acreditan su experiencia en el rubro de limpieza.

 

Entidad afirma que siguió reglas de Contrataciones

El Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH) se pronunció tras la publicación de este diario sobre la descalificación de una oferta beneficiosa, por un error de redondeo de precio de un oferente en su licitación para contratación de servicio de limpieza tercerizado.
“En el proceso de subasta hay una resolución de la DNCP donde se establecen las reglas del juego y en donde dice los criterios para el precio. Cuando el precio sale con decimales, el oferente debe redondear hacia abajo, y con eso obtener su bruto total”, expresó Cinthya Cataldi, de Contrataciones Públicas de la institución de la vivienda.
El proveedor ofertó en uno de los ítems de la licitación un monto total de G. 223.000.000, por un error de redondeo de su precio unitario. Su precio unitario debió ser de G. 9.291.666 y el precio total de G. 222.999.984, según el cálculo realizado por el Comité. Es decir, 16 guaraníes menos que el monto ofertado. “Él cálculo debió haberlo realizado él y ofertar ese monto para que nosotros podamos aceptar (…)”, expresó Cataldi a este diario.