);

A pesar del recorte de presupuesto para 2020; desde el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones aseguraron que contratarán más operarios y profesionales; y destinará parte de su presupuesto a aumentos para funcionarios.

El MOPC destinará en el 2020 G. 164.541 millones en pago de salarios (USD 26,2 millones al cambio actual), con un aumento de G. 12.953 millones (más de USD 2 millones) respecto al presupuesto de este ejercicio (G. 151.588 millones), según el anteproyecto presentado la semana pasada ante el Congreso.

Mientras tanto, la cartera tendrá un importante recorte de recursos para inversión en obras, concretamente alrededor de G. 800.000 millones (USD 128,4 millones al cambio actual).

El viceministro de Finanzas del MOPC, Carlino Velázquez, explicó que “hay una recomposición de cuentas nada más”, debido a que se recortaron otros rubros de “servicios personales” para el incremento en el ítem de sueldos.

En este caso, explicó que el aumento para servicios personales será de solo 4%. “No tenemos aumento en las asignaciones individuales, solo tenemos que contratar más gente, operarios para los distritos y tenemos también los ingenieros nuevos que serán 40. Si uno se fija, también hay números negativos, pero en el total, servicios personales crece solo 4%”, señaló.

Otro incremento llamativo en el presupuesto de Obras Públicas es que tendrá más recursos para “gratificaciones por servicios especiales”, que será para premiar a los funcionarios de confianza. En este concepto, la cartera destinará G. 1.259 millones, con un aumento del 10%.

También se tendrán incrementos de aguinaldos (8,5%), honorarios profesionales (35,4%) y otros gastos del personal (24,6%), que en total suman un aumento de G. 9.589 millones (ver cada ítem en el facsímil). En el caso de los honorarios profesionales, el viceministro señaló que en ese paquete entran los pagos para los contratados.

En total, Obras Públicas tiene casi 4.000 funcionarios que además cuentan con importantes beneficios como seguro médico y odontológico privado.

Mientras tanto, desde el Ministerio de Hacienda insisten en que los ingresos no alcanzan para financiar aumentos salariales en las instituciones estatales.