);

El Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación entregó un contrato de G. 500 millones de servicio de limpieza – para su nueva sede ubicada en el Complejo Santos- a una empresa que no se dedica siquiera al rubro: es una firma de mensajería.

La empresa contratada fue  Punto a Punto SRL, que, según su propia página web, se dedica a la mensajería únicamente.

La licitación para el servicio de limpieza de la nueva sede del Mitic fue publicada en el portal de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas en noviembre del año pasado, tres meses después de que Alejandro Peralta Vierci asumiera al frente de la entonces Sicom y llevara con él a su jefa de gabinete, Natalia Cáceres Martínez.

Lo llamativo fue que en apenas un mes, la licitación ya había sido adjudicada y el contrato había sido firmado. Era el 28 de diciembre cuando el documento fue ratificado por los representantes de la entidad pública y la empresa.

Según aparece en  Contrataciones Públicas, Punto a Punto SRL es representado por Carlos Eduardo Scorza Cataldi, esposo de Laura Sallustro, íntima amiga de la jefa de gabinete del Mitic.

Además, la empresa declara como dirección el Complejo Santos, el mismo lugar en el que funciona el Mitic desde la llegada de la actual administración.

Durante el proceso de licitación, el Mitic introdujo varias adendas que terminaron favoreciendo a la firma finalmente contratada.

Inicialmente, el ente público solicitaba una experiencia mínima de cinco años en servicios de limpieza. El 10 de diciembre del año pasado, el ministerio decidió bajar el requerimiento a solo un año de experiencia en el ramo.

La adenda fue introducida por Gustavo Berni, director de la Unidad Operativa de Contrataciones y quien fue llevado al Mitic por Natalia Cáceres, pues habían trabajado juntos en la Senavitat.

Finalmente, el contrato fue firmado el 28 de diciembre del año pasado, pocos días antes de que terminara el año y cuando la atención estaba centrada en los festejos.