);

Ante la ola de inseguridad y la crisis penitenciaria, Mario Abdo propone sacar a las FFAA a las calles. Menos presupuesto para la Policía Nacional, y soldados al pie de combate.

En los últimos meses la inseguridad traspasó su límite. Los asaltos y asesinatos a plena luz del día se convirtieron en moneda corriente. También, dentro de las cárceles, la situación es extrema: extrema: violencia, peleas, motines, fugas, y comisarios muertos.

Ante la crítica situación, el Presidente de la República, Mario Abdo, se puso el casco de soldado, y propuso militarizar el país. Por medio de enmienda, plantea modificar el rol de los efectivos militares.

“Con mi equipo estamos conversando de la posibilidad de, por ejemplo, poder hablar dentro de nuestra política de seguridad de darle un rol diferente o una visión a las Fuerzas Armadas. Tienen una enorme capacidad operativa. En Brasil, en la lucha contra el crimen organizado, las Fuerzas Armadas se involucran y te entran a las favelas”; expresó el mandatario tras el atentado perpetrado por el Comando Vermelho que consiguió la liberación del líder narco Jorge Teófilo Samudio, alias Samura, tras balacera en plena Costanera Norte, donde falleció el comisario Félix Ferrari.

Ante este anuncio, el descontento fue general: Tanto de la Institución Policial – que están en movilización permanente y hay fuertes cuestionamientos por parte de militares retirados –, de sectores políticos – la propuesta cayó mal en la mayoría de las bancadas-; y el rechazo ciudadano completo.

El General Retirado Carlos Liseras advirtió sobre los posibles riesgos que conllevaría la propuesta de Abdo: “Hay que que mirar con cautela lo que ocurrió en otros países, especialmente con Hugo Chávez quien creó la milicia venezolana que terminó utilizando las fuerzas en contra de la población “, expresó, y agregó: “Las FFAA tienen un tipo de entrenamiento diferente para amenazas diferentes. Normalmente no intervienen dentro de la población local. Están preparadas para enfrentar una amenaza externa”.

Ante la lluvia de críticas, el Jefe de Estado puso un paréntesis. Y; aunque había anunciado presentar el proyecto en el día de ayer, en el Congreso, aún no lo hizo.

Pero, esta pausa es una distracción. Porque en la práctica, ya está tomando medidas para lograr su objetivo: En el  proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN)  que presentó para el 2020, se prevé menos recursos para inversión en equipamiento policial, pero aumenta el fondeo para la compra de equipos para uso de la milicia.

Así mismo, desde el Ministerio de Defensa y del equipo que acompaña al presidente indicaron que están haciendo los ajustes pertinentes con algunos constitucionalistas para la presentación del plan, y que están esperando solamente la indicación del Jefe de Estado.

De la redacción En la Tecla Py.