);

Tras el escándalo por la distribución de manuales escolares con errores de ortografía y gramaticales, autoridades del Ministerio de Educación informaron que serán los docentes quienes corrijan los errores. Los libros no se volverán a imprimir.

En conferencia de prensa, en el día de ayer, Autoridades del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) informaron acerca de la disposición adoptada para revertir los errores de concordancia y ortografía de los materiales educativos de matemáticas (MaPara).

Fue el viceministro Robert Cano quien aseguró que los materiales van a ser corregidos antes de llegar a mano de los alumnos; y, que se abrirá un sumario administrativo sobre los errores encontrados en los libros.

 

Los manuales no se reimprimirán

En los próximos días el MEC entregará una impresión con “fe de erratas” para cada docente (no para cada alumno); con la lista de errores detectadas.

“No vamos a reimprimir los materiales, vamos a hacer una fe de erratas que va a llegar a todos los maestros. Los errores van a ser corregidos, el docente será el que va a determinar cómo mostrar a sus alumnos esos errores”, explicó Cano.

Además, el viceministro anunció que se destituyó al director de Educación Escolar Básica, Guido Barrios Silva, y de la directora de Desarrollo Educativo, Teresa Dejesús Oviedo.

 

Petta ironizó

Recordemos que, la semana pasada, al conocerse los graves errores de estos manuales, el ministro de Educación, Eduardo Petta, ironizó con el tema e invitó a que sean los niños quienes encuentren los errores.

“Que tu hijo encuentre el error en el libro, puede ser una solución”, dijo el ministro.

 

Educación dolorosa

Ante la escandalosa situación la ex viceministra de Educación Básica, Nancy Ovelar, califió de “dolorosa” la situación en la que se encuentra el MEC. Y, aseguró que “sin profesionales no se pueden producir materiales escolares de calidad y sin errores”. Además, la ex viceministra dijo que la falta de responsabilidad colectiva y de institucionalidad destruye al sector educativo.

“Todo esto es doloroso en un sector donde nos jugamos el futuro. Hay tantas demoras y el tema que se discute no es el tema que debe convocarnos”, acotó Ovelar y dijo que lo único que busca el Gobierno “es permanecer y transcurrir”.

Los libros de MaPara costaron a la institución un total de G. 5.400 millones y ya fueron repartidos en todas las escuelas públicas del país.