);

El ministro de Salud l presentó formal denuncia ante el Ministerio Público.

El documento ante la Justicia, acercado por el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, hace referencia a hechos relacionados con la contratación vía excepción N° 36/2020 “Adquisición urgente de insumos y camas para Covid-19”.

En dicho proceso fueron adjudicadas las firmas Insumos Médicos SA y Eurotec SA. La denuncia está basada en el informe de la Comisión Especial de Supervisión y Control de Compras Covid-19. Se basa en las irregularidades detectadas y en especial sobre los productos que fueron presentados para la entrega. Se entiende que podrían existir hechos punibles de estafa en grado de tentativa y violación de marca, señalaron desde Salud.

La Fiscalía General del Estado designó a los fiscales Osmar Legal, Francisco Cabrera, Jorge Arce y Diego Arzamendia para llevar adelante las investigaciones.

Los diputados Rocío Vallejo, Sebastián Villarejo, Celeste Amarilla y otros también presentaron una denuncia sobre las supuestas irregularidades en el proceso de contratación por la vía de excepción 36/2020 del Ministerio de Salud. Los mismos fiscales designados para la anterior causa también se encargarán de esta.

NO ENTREGARLOS AÚN

El responsable de la Comisión Especial, Arnaldo Giuzzio, recordó que aún falta formalizar la rescisión del contrato, lo que hoy se dará, según el MSP. “Me arriesgaría a recomendar que no se entreguen los insumos que están en parque sanitario hasta tener la certeza de que reúnen las especificaciones técnicas requeridas, caso contrario se estaría permitiendo su distribución o comercialización interna o externa sin tener reconocimiento de su calidad”, expresó Giuzzio.

Agregó que desde el punto de vista de la investigación fiscal, pueden ser elementos de prueba importantes. Aclaró además que dicha sugerencia debe ser dada por la Fiscalía.

Por otra parte, señaló que el apremio de la pandemia hace que los plazos sean muy largos e interminables, lo que sería un trámite normal.

“Hoy es casi jugar con la desesperación y ansias de contar con esos insumos ante un eventual rebrote del virus. En puridad se estaba (al momento de la decisión de rescindir totalmente el contrato) en etapa de verificación de los insumos recibidos en parque sanitario. Creo prudente que se haya aguardado las recomendaciones de la Comisión Especial y el dictamen de la Contraloría desde el punto de vista de las consecuencias jurídicas de estos contratos”.

Con respecto a la dilatación que se cuestiona al responsable de Salud Pública, Giuzzio tiene su parecer. “Realmente el tiempo es el que nos va a decir si fue oportuna o tardía la decisión y va a depender del avance de la pandemia”.

En total, el Ministerio de Salud iba a destinar G. 85.220 millones en la adquisición de los productos.