);

El ex ministro del Interior Juan Ernesto Villamayor ofreció a Darío Messer devolverle sus empresas, no extraditarlo a Brasil y obtener en 5 meses su libertad en Paraguay. Hay pruebas contundentes.

 

Conversaciones de whatsapp tomadas del celular de Darío Messer por la Policía Federal de Brasil, prueban que en marzo de este año, su abogada Leticia Bóbeda ya había hablado sobre el caso de su cliente, prófugo, con el entonces ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor.

En esas conversaciones, Bóbeda le cuenta a Messer que se había reunido con Villamayor y le pasa su propuesta: “él dice que puede hacer que la señora de Senabico no se oponga a lo que haga la jueza”, “irías a Viñas Cue con todas las comodidades”, “acceso libre de gente que quiera visitarte”, “y en 5 meses salís afuera”, “promesa de no expulsión”, “y ellos nos ayudarán con los jueces”.

Darío Messer, incrédulo, señala: “él es juez o Jesús Cristo para garantizar eso?”, a lo que Bóbeda le responde: “este es el que manda acá en este gobierno”. Más adelante se reafirma: “Acá es de verdad la propuesta. Directa del mismo ministro”.

En el transcurso de sus conversaciones, Leticia Bóbeda pone como ejemplo de la veracidad de las promesas hechas por el ministro el caso de su otro cliente, Luiz Henrique Boscatto, detenido en marzo y considerado de “alta peligrosidad”. La abogada le dice a Darío Messer que Boscatto debía ser extraditado al Brasil, pero que Juan Ernesto Villamayor trabó el proceso luego de recibir US$ 600.000.

El exministro del Interior negó la veracidad de todo lo que Bóbeda le dijo a su cliente. Afirmó que la única vez que se reunieron, en presencia de Nimio Cardozo, ella le hizo varios pedidos, pero él solo accedió a buscar prisiones alternativas a Tacumbú para garantizar la vida y la seguridad de Messer.