);

Cada vez hay más zonas afectadas por los incendios forestales. La situación es desesperante. Los trabajadores y residentes de las zonas afectadas piden ayuda internacional. Mientras tanto, el Presidente de Paraguay, Mario Abdo, prepara las valijas para irse al Vaticano de paseo.

Este domingo se registró la reactivación de varios focos de incendios forestales en el interior del país, específicamente en la zona de Alto Paraguay. Desde la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) aseguran que están atendiendo todos los frentes. Sin embargo, estudiantes de Biología de la UNA denuncian que el trabajo del Gobierno no tiene un impacto real en el control y prevención de incendios.

Los bomberos lo habían advertido: los focos se reavivarían. Nadie los escuchó.

Desesperados pedidos de auxilio envían productores de zona de Chovoreca, límite con Bolivia. Piden ayuda internacional y que se traigan aviones tanque como los que usó el gobierno de Evo Morales.

La Estancia Uruguay, ubicada en Alto Paraguay, fue consumida totalmente por las llamas, quedando solamente el casco en el predio. Más al Sur Oeste, la Estancia Campo Grande también fue afectada.

Las condiciones actuales permanecerán por al menos 10 días más: el calor, el viento norte y la falta de lluvias contribuirán para que la situación se agrave, lo que debería motivar al Congreso Nacional y al presidente Mario Abdo Benítez a declarar una emergencia nacional que facilite todos los recursos necesarios para la lucha contra los incendios.