);

Tras un mes de haber desaparecido de escena y no dar respuestas a los masivos reclamos ciudadanos, el Jefe de Estado dio una conferencia de prensa confusa y sin respuesta.

Desde hace varias semanas que hay movilizaciones contra el gobierno de Mario Abdo. Crisis sanitaria, falta de insumos, de camas de UTI, de medicamentos; y repudio a la corrupción; son los reclamos ciudadanos que se hacen oír cada vez más fuerte.

Pero, para el Jefe de Estado estos hicieron ruido recién al mes, cuando – al fin – decidió dar una conferencia de prensa para – supuestamente – brindar explicaciones sobre la situación que atraviesa el país actualmente. Pero, no hubo respuestas, sino que pareció un discurso sobre su gestión de gobierno.

Abdo inició la conferencia de prensa – desde el Palacio López – lamentándose por el atraso en la entrega de vacunas contra el covid; y, una vez más, prometió que estarían llegando antes de la segunda quincena de abril.

Así mismo, aseguró que, a pesar de haber recibido una ínfima cantidad de vacunas, ellos ya habían abonado todo el lote pedido.

“Covax tuvo un retraso, en volumen y entrega. Com­pramos 4.300.000”, dijo. Lastimosamente hemos recibido solo 36.000 hasta el momento. Hay un com­promiso para recibir un lote antes de la segunda quincena de abril. Paraguay ya adqui­rió 5.300.000 vacunas. Para el 7 de abril se planea tener al 100% de los personales médi­cos del mundo vacunado. Ese es el desafío mundial. Esta­mos dentro del margen, somos optimistas de cumplir con la meta establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, dijo.

Y, sin ahondar demasiado, pidió disculpas a medias: “Hemos cometido muchos errores, seguro que sí. No estamos conformes con el proceso de vacunación, pedimos disculpas si tenemos que pedir disculpas a la ciudadanía, y lo hacemos con mucha humildad. Hubiéramos querido tener las vacunas, antes y con mayor volumen y estamos haciendo el mayor esfuerzo para empezar el proceso de vacunación masiva lo antes posible”

De eso se trató su discurso de pedir disculpas a medias, y no brindar información certera sobre fechas de cronograma de vacunación.

Por otro lado, si pasó más de una hora hablando sobre obras públicas, rutas, y caminos, apuntando a la excelente gestión del MOPC – olvidándose que en el mismo recaen más de una denuncia por licitaciones irregulares-; e intentando distraer la atención de lo que realmente se esperaba que responda; como si fuera un informe de gestión el que estuviera brindando.

Tampoco se olvidó de pedir reflexión conjunta: “Espero que este tiempo de pascua nos ayude a encontrar un camino común que reflexionemos con nuestras familias”