);

El presidente Mario Abdo Benítez realizó ayer una jornada de Gobierno donde hizo una catarsis, señalando que durante este tiempo de crisis sufrió presiones que contará en otro momento.

El jefe de Estado se trasladó hasta el Departamento de Caazapá, donde inauguró viviendas, obras viales y un nuevo pabellón de contingencia contra el Covid-19.

Durante su discurso, Mario Abdo hizo un recuento de las acciones realizadas por su administración en el contexto de la pandemia.

El jefe de Estado rindió gratitud al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por la donación de otro cargamento de un millón de dosis Pfizer.

“Muchas otras cosas nos pasó en este tiempo, sufrimos presiones (…) que en su momento seguramente vamos a contar”, expresó el jefe de Estado durante su discurso.

Sin embargo, Mario Abdo tropezó con una serie de errores que lo llevaron a fracasar con la vacunación contra el Covid. Confió solo en el Mecanismo Covax, su Gobierno regateó precios y ese conjunto de elementos terminó retrasando la entrega de las dosis y solamente se salvó gracias a la donación de los países aliados como Estados Unidos de América.

Además, hubo una serie de denuncias de casos de corrupción que salpicaron a su entorno inmediato envueltos en las dudosas compras realizadas con los recursos destinados para Salud.

En medio de la crisis sanitaria, Mario Abdo soportó otro segundo intento de juicio político en el momento más candente cuando faltaban las camas de terapia intensiva en los hospitales y los familiares tenían que comprar los costosos medicamentos para evitar que mueran pacientes.

sector privado. El presidente señaló que hay sectores que tratan de poner en duda la posición que tiene sobre la defensa del capital privado.

Sostuvo que hay mucha manipulación detrás y recalcó que la seguridad a las inversiones no es una cuestión de la izquierda o de la derecha sino un valor democrático.

Sostuvo que la inversión del Estado es fundamental y se complementa con el sector privado.

“La gente trata de poner en dudas la posición del presidente sobre la defensa al capital privado; sobre la defensa a la inversión que fue mi bandera y mi itinerario de vida. Entiendo, todo tipo de manipulaciones tenemos que aceptar cuando estamos en estos cargos”, aseveró.

Agregó que el Estado debe invertir de una manera humana poniendo al centro a las personas y no al lucro. “Al sector privado le tenemos que dar seguridad o quien va a querer invertir en un país donde no hay seguridad”, sostuvo. La violencia y la inseguridad son antivalores de la democracia que terminan impidiendo la inversión privada y el desarrollo de la nación, dijo. “No se puede satanizar al sector privado porque de ahí salen las rentas y los impuestos para los programas sociales”, significó.

Muchas otras cosas nos pasó en este tiempo, sufrimos presiones (…) que en su momento seguramente vamos a contar.
La gente trata de poner en duda la posición del presidente sobre la defensa al capital privado y a la inversión. Mario Abdo Benítez, presidente de la República.