);

Una docente era amenazada constantemente con perder su rubro, sino pagaba la suma de G. 9 millones a su supervisora administrativa. La acusada admitió el hecho, pero a la vez, indicó que existe “una mafia” que se encarga de recaudar dentro del Ministerio de Educación y Ciencias (Mec).

La denunciada se trata de la supervisora administrativa de la Región 1 de Villarrica, Elsa Villalba. La supervisora le exigía el pago de G. 9 millones para no despojarla de su rubro y afirmó que no operaba sola, sino que había un “sistema de recaudación” dentro de la institución.

“Es una mafia. Yo me metí por loca nomas”, dijo la supervisora Elsa Villalba, agregando que la plata no era para ella, sino que debía rendir cuentas a sus superiores.