);

El actual Vicepresidente de la República y candidato a Presidente en 2023 por el oficialismo, Hugo Velázquez amasó una fortuna inimaginable y ha colocado a más de una docena de familiares en onerosos cargos en la función pública.
A qué se debe el meteórico ascenso de su patrimonio?

La clave del éxito

Sus primeros pasos en la política los dio en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Asunción, donde se asienta gran parte de su base política. 

Pero su meteórico ascenso financiero se descubre por primera vez en 2017, con la presentación de su declaración jurada, y un prolífico e inexplicable incremento patrimonial de 1269%.

Hoy día, su buena fortuna abarca propiedades, automóviles y empresas que más de un multimillonario envidiaría y que el talentoso político no se molestaba en disimular.  Caballos valuados en u$s 150.000, autos de lujo, decenas de propiedades inmuebles y vínculos poco claros . 

La otra faceta de este increíble crecimiento patrimonial está adornado por numerosas denuncias de vínculos con el narcotráfico, con secuestros y torturas por parte de la banda criminal EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo) , estar asociado a la “mafia de las marcas” y recibir jugosas coimas por ello, realizar millonarias contrataciones jurídicas para Itaipú, entre muchos otros delitos. 

Recordemos el hecho con más resonancia y que casi le cuesta el cargo a él y a Mario Abdo fue haber descubierto su participación en la firma del Acta Secreta de Itaipú, donde perjudicaba por montos millonarios al país en beneficio propio y de una empresa brasileña.

La familia es la familia

Pese a su turbio pasado, a su acumulación de poder violando la ley y cualquier tipo de código y de acumular una fortuna legalmente inexplicable, lo que no se le puede acusar a Hugo Velázquez es de olvidarse de la familia. 

\Así, fiel a ese amor por los suyos y también con la familia de su esposa Lourdes Samaniego, el vicepresidente cargó sobre las espaldas de nuestro impuestos a más de una docena de familiares que nos cuestan por año unos G. 3.379.620.283. Si lector, casi G 3.400 millones le pagamos a él y a su esposa, hermano, hijos, hijastros y sobrinos en concepto de sueldos y beneficios. 

Un detalle de lo que muchos de su familiares le cuestan al Estado:

Lourdes Samaniego (esposa) es fis­cala adjunta y percibe G. 20.729.496.
Sonya Velázquez (hija)  funcionaria de Yacyretá,G. 53.778.193.
Dionicio Velázquez (hijo) fun­cionario en Itaipú Binacional, G. 26.378.000.
Aldo Samaniego (hijastro) funcionario del Banco Nacional de Fomento, G. 29.400.000
Herit Samaniego (hijastro) funcionario del Banco Nacional de Fomento G. 7.703.397
Jorge Samaniego (hijastro) Banco Nacional de Fomento G.17.290.000
Carmen Takamura, esposa de Jorge Samaniego, nutricionista nombrada directora de Audi­toría de la Cámara de Diputa­dos G. 13.435.800.

En total su familia acumula un capital de más de G. 13.700 millones (casi u$s 2 millones). 

Volviendo al actual candidato a la presidencia de la república será por eso que es tan alto su interés en que su esposa sea nombrada Fiscal General de la Nación en reemplazo de la actual Sandra Quiñones. Será por eso que, más allá de perseguir una mejora en la carrera judicial de su cónyuge Lourdes Samaniego, lo que busca, en realidad es mantener la impunidad de la que ha gozado desde que ingresó en la política nacional.