);
La confirmación de  que la senadora tiene coronavirus generó molestias y críticas en al ámbito parlamentario.

Incluso mencionaron la posibilidad de que sea expulsada del Congreso, como en su momento lo fue la liberal María Eugenia Bajac.

“Comunico a mis amigos y a la ciudadanía en general que he dado positivo al estudio del Covid-19, a pesar de eso decirles que estoy bien, gracias a Dios”, escribió la colorada en su cuenta en el Twitter.

Lo primero que le sacaron en cara es que estuvo participando con varias autoridades, incluso con el mismo presidente Abdo, en actos por el aniversario del Partido Colorado, el viernes pasado.

El titular del Congreso, Óscar Salomón, afirmó que mantuvo una reunión el lunes pasado con Samaniego, pero minimizó diciendo que ambos utilizaron el tapabocas y están tomando las precauciones.

Cree que se podría descartar el contagio a los que participaron de las actividades por el aniversario de la ANR porque recién el lunes por la tarde la parlamentaria colorada presentó síntomas.

Sin embargo, el diputado Carlos Rejala, por Hagamos, se despachó contra la senadora por no haber guardado el distanciamiento social ni las medidas sanitarias.

Instó a la Cámara Alta a que por “coherencia” tome las mismas medidas al igual que Bajac, en su momento.

Indicó que la semana pasada el chofer de la senadora dio positivo al coronavirus, y que igual ella participó de los actos de la ANR.

“Se pasa la mano con el presidente de la República. Ayer (por el lunes) estuvo en el Senado con el presidente del Congreso. Pone en riesgo y obliga a la cuarentena a dos presidentes de poderes del Estado”, cuestionó Rejala.

El senador colorado Enrique Riera se subió al carro apoyando las expresiones del diputado. “Tiene toda la razón. Si aplicamos la misma vara a todos, la respuesta es obvia. Además, el 11 de setiembre estuvo en la Junta de Gobierno”, reclamó.

Luego lanzó la especulación de que Samaniego se opone a la pérdida de investidura, porque apeligra su banca.