);

 

Durante la sesión Permanente del Congreso varios senadores coincidieron que la responsabilidad de la escandalosa fuga del penal es del Primer Mandatario.

 

La sesión se había pautado para tratar el proyecto de ley que declararía estado de excepción en el departamento de Amambay – frontera con Brasil -, a raíz de la fuga de los 75 presos de la penitenciaría de Juan Pedro Caballero. Pero, el mismo, que había sido propuesto por Blas Llano, Fernando Silva Facetti y Abel González, fue rechazado por amplia mayoría.

Antes de la votación hubo un extenso debate, en el cual varios de los allí presentes cuestionaros la inacción del Presidente de Paraguay. Además, criticaron al Poder Judicial y a la Fiscalía. Y, algunos propusieron convocar a la fiscala general Sandra Quiñónez y a ministros del Ejecutivo al Congreso, para que den explicaciones sobre el caso.

Los diputados liberales Celso Kennedy y Édgar Acosta criticaron a Abdo por no haber ejercido su facultar de llamar a un estado de excepción; lo que, para ellos, tendría que haber hecho inmediatamente que ocurrió la fuga de los reos.

Así mismo, Derlis Maidana y Basilio Nuñez señalaron que el Jefe de Estado no cumplió, a pesar de tener todas las herramientas legales.

También, durante la sesión, varios legisladores remarcaron que si bien Abdo tiene una ley de emergencia penitenciaria y recursos económicos para encarar esa crisis, no toma las medidas suficientes.

Mientras las discusiones se dan dentro del recinto, los prófugos siguen sin aparecer. Efectivos policiales y militares continúan sin éxito los operativos de allanamiento y búsqueda. Hasta el momento solo 11 de las 76 reos fueron recapturados.

La negativa de la declaración de un estado de excepción en Amambay fue argumentada, por varios legisladores, porque ya existiría un estado de excepción en ese departamento, además de Concepción y San Pedro que tiene vigencia hace seis años y medio. Pero, también hicieron hincapié que de declararse de manera excepcional, debería haberse hecho ni bien fue la fuga.