);

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, analiza con el ministro Petta suspender las clases.

 

El Jefe de Estado manifestó ayer que este año 2020 será un año sin clases presenciales. “Ayer estuvimos analizando con el ministro de Educación, Eduardo Petta, sobre la posibilidad de suspender las clases hasta febrero”, informó el Presidente tras inaugurar un bloque hos­pitalario para combatir contra el COVID-19.

“Vamos a aprovechar este año y hacer fuertes inver­siones en educación. Tene­mos los recursos a través del FEEI (Fondo para la Excelencia de la Educación y la Investigación), indicó el mandatario al tiempo de informar acerca de las eventuales inversiones que podrían darse. “Inversión en infraestructura, tec­nología y conectividad ” son los puntos centrales donde vienen invirtiendo, informó Abdo.

INVERSIÓN INMEDIATA

“Vamos a acelerar estas inversiones en el caso de que se dé la suspen­sión total de clases hasta febrero”, fue lo mencio­nado por Mario Abdo. Asimismo, expresó a los medios de comunicación que claramente esto es una preocupación central para su gobierno, por lo que tomarán la deci­sión en la brevedad. “El sector público trabajará para fortalecer las herra­mientas digitales al igual que el sector privado, que también tendrá que hacer una planificación finan­ciera para mantener a los recursos humanos.

También indicó que los docentes precisarán un cronograma de trabajo para enfrentar esto que será un año sin clases. “La situación genera una incertidumbre y queremos darle previsibili­dad también al cronograma educativo”, aseveró el pre­sidente de la República, Abdo Benítez. Además, se mostró optimista en que el Paraguay será un ejemplo en la adopción oportuna de las medidas sanitarias, también en políticas de con­tención social y de apertura económica para impulsar el desarrollo del país.