);

Jorge Bogarín, presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, informó que dependerán de los informes que serán solicitados a la Fiscalía y a la Corte Suprema de Justicia para avanzar con el enjuiciamiento a jueces y fiscales involucrados en los 157 casos de “apriete” de Ramón González Daher. Indicó que, luego de tener pruebas contundentes para iniciar el enjuiciamiento, podrán apartar de sus cargos a todos los cómplices del sistema de usura mientras dure el proceso.

Por unanimidad, ayer el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) decidió solicitar informes al Tribunal de Sentencia, al Ministerio Público y a la Corte Suprema para iniciar una investigación preliminar en los casos de “aprietes” que realizaba Ramón González Daher.

Hoy, el presidente del JEM, Jorge Bogarín, indicó que dependerá de qué tan rápido dichas instituciones envíen sus informes para avanzar con la investigación. Explicó que el objetivo es comenzar con lo que revelen esos documentos, para luego ir pidiendo más informes a otras instituciones.

“Primero necesitamos leer de a una las causas, debemos analizar plazos, qué se hizo o qué no. Es una tarea bastante ardua y necesitamos encomendar a un grupo específico para hacer ese trabajo.

El titular del JEM resaltó que el plazo para culminar esta investigación preliminar es de 180 días. Puntualizó que una vez que reúnan información suficiente, que puedan dilucidar bien cada caso y fundamentar una postura, el Jurado tiene la potestad de apartar a varios jueces y fiscales de sus cargos mientras dure el enjuiciamiento.