);

El miembro del consejo de Itaipú, Gerardo Blanco, afirmó que de no concretarse un acuerdo entre el presidente Mario Abdo Benítez y su par brasileño Jair Bolsonaro sobre el costo de la tarifa energética, necesariamente se tendrá que apelar a una tarifa provisoria, hasta tanto se logre un consenso entre ambos gobiernos.

“Tengo un optimismo cauteloso de que vamos a llegar a un acuerdo. Estrictamente tenemos que ponernos de acuerdo en un presupuesto y con base en ese presupuesto provisorio deberíamos acordar una tarifa provisoria, hasta que se llegue a un acuerdo”, señaló en entrevista en Unicanal.

Así también, destacó la gran inversión que realiza la hidroeléctrica para el fortalecimiento de la infraestructura de la Administración Nacional de Electricidad (Ande). Dijo que en total US$ 303 millones han sido aprobados en el consejo de administración para apoyar a la citada institución.

Te puede interesar: Bacchetta destaca la transparencia legislativa que incentiva el clima de negocios

“Aquí el fortalecimiento institucional es más que necesario para seguir avanzando en estos procesos, en esta evolución de nuestro mercado, de nuestro sistema, de nuestra arquitectura del sector eléctrico”, puntualizó.

También se habló del control de la calidad del gasto en la Ande, al considerar que Itaipú es el ente que otorga los recursos. Pero es la misma institución la que realiza la licitación para compra de transformadores y es la que controla la calidad. Con el sistema vigente, este año se logró reducir de 6.000 a 2.000 las averías de los aparatos, de acuerdo a afirmaciones del propio titular de la Ande, Félix Sosa.

Sobre el punto, Blanco indicó que el manejo de la Ande como una corporación o empresa “es algo más que necesario”. A lo que agregó: “Es decir, muchas veces medimos a la Ande como un ministerio y se tiene que atener a leyes o a normativas de compra o de licitaciones que están diseñadas no precisamente para una empresa, y menos para una empresa con las características de una empresa eléctrica que debe ser dinámica”.

Cumbre en enero

Recordemos que quedó pendiente para enero próximo el encuentro entre los presidentes Abdo Benítez y Bolsonaro para volver a dialogar en torno al costo de la tarifa de Itaipú para el 2022.

Al respecto, la postura que fue adoptada por el Gobierno paraguayo es mantener el precio de US$ 22,60 kW/mes, con la finalidad de llegar con comodidad y sin crispaciones a la revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú en el 2023. En tanto que la posición brasileña se centra en disminuirlo a US$ 18,95 kW/mes, bajo el argumento de que se honró gran parte de la deuda por la construcción de la usina y el costo de producción será menor.