);

Por resolución Nº 3.415, el pre­sidente del Indert, Horacio Torres, dispuso la interven­ción de la Dirección General de la Región Occidental tras estallar un caso de coima en el que se lo involucra.

Una denuncia del ex gerente de créditos de la institución Car­los Soler revela un esquema de negociados de valiosas tie­rras en el Chaco, en el que se ven involucrados Torres y el ministro de Agricultura semi­bachiller, Rodolfo Friedmann.

Soler presentó denuncia en la Fiscalía por los supuestos hechos punibles de cohecho pasivo agravado, tráfico de influencias y soborno con­tra personas innominadas, y ayer renunció a su cargo en el ente.

El ex gerente confiesa en su escrito de denuncia que hizo de intermediador entre un conocido suyo, quien tenía inconveniente con uno de sus lotes en el Chaco, y el director de la oficina del Indert, quien tramita documentos de tierras en la Región Occidental, Enri­que Gómez de la Fuente.

Según la denuncia, el incon­veniente era que el titular del Indert, Horacio Torres, había desestimado vía resolución la adjudicación que tenía su conocido, de nombre Albino Méndez, quien para subsanar el impasse ofreció la suma de US$ 20.000 más otros US$ 50.000 para la titulación de sus tierras. Pero Gómez de la Fuente pidió un pago de US$ 25.000 para un dictamen suyo favorable y una nueva resolu­ción de Torres, dejando sin efecto la desestimación.

Al salir a la luz el caso, el res­ponsable del ente intentó desmarcarse, pero no pudo explicar el porqué de la firma meteórica de la reso­lución en cuestión, justo después de que Gómez de la Fuente supuestamente hablara con Friedmann. “(…) Rodolfo no me va a estar diciendo qué es lo que tengo que hacer”, expresó Torres y dijo desconocer la relación entre Gómez de la Fuente y Friedmann.

Friedmann es padrino polí­tico de Torres, quien ubicó en su ente a unos cuantos leales del actual ministro de Agri­cultura.