);

El juez  José Delmás admitió la imputación contra Justo Ferreira – dueño de Eurotec e Imedic- por las ventas irregulares de insumos médicos al Ministerio de Salud.

La Fiscalía imputó al empresario Justo Ferreira, a su hija Patricia Ferreira y a otras cinco personas más por el caso de los insumos médicos chinos que intentaron comer­cializar al Estado en plena pan­demia del covid-19 y por el cual recibieron G. 17.000 millones de anticipo. Se solicitó prisión preventiva para todos los procesados.

La fecha fijada para que el empresario – y todos los imputados – declaren, es el próximo martes 29 de julio a la mañana.

En total son siete los imputados, y todos  deberán acudir para la compare­cencia. En la misma se definirá el pedido de la Fiscalía, que es la prisión preventiva contra los integrantes del clan Ferreira y los demás procesados.

La carátula de la imputación es por los hechos de  contrabando, producción de documento no auténtico y asociación criminal.

Para los fiscales del caso, Osmar Legal, Francisco Cabrera, Jorge Arce y Diego Arzamendia, existen sufi­cientes elementos de un eventual esquema delictivo para defraudar al Estado paraguayo.

Cifras

Según lo confirmado desde el Ministerio de Salud, la entidad debe recuperar unos G. 25.000 millones mediante la póliza de seguro. Los G. 17.000 millones de anticipo y se le suma la garantía de fiel cumplimiento de Eurotec e Imedic, que entre las dos firmas alcanzan unos G. 8.400 millo­nes. El monto total del contrato fue de G. 85.000 millones.

Otros imputados:

A la par, tam­bién fueron imputados Car­los Alberto Gamarra Gonzá­lez, despachante de Aduanas; Guillermo Andrés Molinas Camp, Gustavo Adolfo Acosta Acosta y Mario Joel Olmedo Pacuá, funcionarios de Adua­nas, todos por producción de documentos no auténticos y contrabando.

Igualmente fue imputado por contrabando y producción de documentos no auténticos Lauri Marcio Pohl Kleinpaul, presidente y agente de trans­porte de la empresa Exim­cargo Paraguay SA.