);

Tal como lo anunciaron hace semanas, los funcionarios de Clínicas ya instalaron la carpa de resistencia y dieron inicio a una huelga general por tiempo indefinido.

Las urgencias pediátricas, ginecológicas y de adultos; las cirugías de urgencias y la atención en internaciones son los servicios garantizados. Quedan suspendidas las intervenciones programadas y los consultorios externos.

Algunos de los reclamos son: el cobro de los haberes por la exposición al Covid-19 y el cumplimiento del acta firmada en julio, por la cual se establecía el financiamiento de G. 5.000 millones para habilitar el laboratorio interno y evitar que unos 3.500 pacientes recurran a laboratorios privados, según explicó Derlis Torres a la 1080 AM.

También exigen el cumplimiento del contrato colectivo para la dignificación del personal de blanco, pues hay licenciados en enfermería que ni siquiera cobran el salario mínimo vigente. Además exigen un presupuesto que alcance para todo el año y no solo para seis meses.

Según Torres, actualmente poseen 436.000 millones de guaraníes para todo el año, pero que este monto resulta insuficiente.

Los sindicalistas dicen estar abiertos a una mesa de diálogo para finalizar cuanto antes la medida de fuerza y normalizar el servicio.