);

El movimiento Honor Colorado, encabezado por el expresidente de la República Horacio Cartes, analiza activar de forma oficial su campaña electoral a nivel país después del mes de marzo con miras a las elecciones internas partidarias que se realizarán el 18 de diciembre del presente año.

“Nosotros no empezamos todavía a hacer campaña, estamos teniendo todavía unos contactos, pero no en lo que se entiende como una campaña proselitista que probablemente empezará después del mes de marzo, pero obviamente estamos viendo con mucho optimismo el desempeño que están teniendo las diferentes mediciones (referente a resultados de encuestas)”, indicó Santiago Peña, economista, exministro de Hacienda y candidato presidencial por Honor Colorado.

Al respecto, Peña sostuvo que su sector político actualmente se encuentra trabajado en el cumplimiento de las leyes electorales como el financiamiento político, organizar la estructura del equipo en torno a los colaboradores para el día de las elecciones, ya que estiman que se necesitarán cerca de 40 mil trabajadores por movimiento que deberán cumplir la función de apoderados, delegados y miembros de mesa.

Lea también: Paraguay debe avanzar de manera “agresiva” para lograr un trato justo en las negociaciones

“Se viene una elección muy importante tanto de autoridades nacionales como partidarias, estamos hablando de 22 mil cargos, entonces es un ejército importante de candidatos y, por supuesto, también de gente que trabajará en la organización de la campaña, estamos haciendo algunos cálculos preliminares, razón por la cual cada movimiento tendrá que tener cerca de 40 mil trabajadores, tanto apoderados, delegados, miembros de mesa”, comentó.

Por otra parte, el economista y exministro de Hacienda manifestó que “queremos llegar a la ciudadanía con propuestas frescas para demostrar primero al electorado colorado y luego al paraguayo de que nos merecemos vivir mejor”.

Oficialismo, con división interna

Por otra parte, el dirigente colorado refirió que dentro del oficialismo colorado que impulsa la precandidatura a la Presidencia de la República del segundo del Poder Ejecutivo, Hugo Velázquez, se puede observar una división interna, situación que es reflejada con las fugas de dirigentes.

“Yo creo que el hecho de que el movimiento Añetete no le haya dado la chapa es una indicación de que dicho movimiento podría tener su propio candidato. No hay una posición única dentro de ese sector, hay algunos oficialistas que acompañan y otros que no. Después del lanzamiento de su precandidatura, muchos adherentes han decidido abandonarlo”, refirió en comunicación con la radio 650 AM.