);

En estos primeros meses del año el gobierno estará analizando un eventual ajuste en el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) al tabaco que sería de un punto porcentual, con lo que pasaría del 20%  al  21%,

Esto representa un incremento del 23% frente al año anterior cuando alcanzó G. 223.369 millones (US$ 32 millones) por una producción de aproximadamente 2.800 millones de cajetillas de cigarrillos.

Cabe mencionar que en febrero del año pasado se aprobó el reajuste de la tasa del 18% al 20% y la recaudación del 2022 se concretó sobre la nueva base impositiva, lo que impulsó un ingreso adicional de unos US$ 3 millones. El aporte del sector en términos del ISC representa aproximadamente el 58%, y en relación a la recaudación efectiva total, significa 2,6%. Si bien se destaca el hecho de que el sector tabacalero es un gran aportante del fisco, queda cierta duda en cuanto a si realmente está aportando todo lo que debería.