);

El ministro de la Senad, Arnaldo Giuzzio, afirma que hay elementos para sospechar de una estrecha relación entre ambas organizaciones, que tienen en vilo a los habitantes de esa zona del país.

“Creo que hay un vínculo por lo menos de protección: el EPP, en su territorio, protege los cultivos de marihuana, por lo menos de eso”, destacó.

Sin embargo, sostuvo que no se puede descartar que con el tiempo que comparten la zona, la relación se haya extendido. “No se descarta que ellos (el EPP) estén obteniendo recursos de la comercialización de drogas”, agregó.

El pasado 18 de setiembre, agentes de la Senad hallaron un cargamento de 333 kilos de marihuana prensada escondida en fosas en zona de influencia del grupo armado.

El sitio del hallazgo fue la localidad denominada Sapucai, que queda a 15 kilómetros del lugar donde agentes de la Fuerza de Tarea Conjunta mataron a dos niñas de 11 años, en un campamento del EPP, el 2 de setiembre, en el límite de los departamento de Concepción y Amambay.

Desde el año 2014, la Senad maneja la información de que el EPP pasó de cobrar el “impuesto revolucionario” a los terratenientes narcos a obtener sus propios centros de producción de la droga, como una fuente de financiación.

El Ministerio Público, sin embargo, aún no halló elementos que puedan vincular al grupo armado, que tiene secuestrado al ex vicepresidente Óscar Denis, con los narcos.

“Desde el punto de vista de la Fiscalía no hay casos que se puedan vincular”, explicó el fiscal Marco Alcaraz, responsable de la unidad de lucha contra el narcotráfico.

MODUS OPERANDI. Existen muchas similitudes entre los narcotraficantes y los insurrectos liderados por Osvaldo Villalba, Magna Meza, entre otros, según afirman fuentes consultadas por ÚH.

Una de ellas es el uso de los campamentos levantados en zonas estratégicas para no ser visualizados por helicópteros que estén sobrevolando el lugar ni por drones.

En el último operativo de la FTC, donde afirman haber llegado al campamento más grande del EPP, expusieron como evidencias generadores, paneles solares, dinero en grandes cantidades, tanto en dólares como en guaraníes, y otros objetos muy similares a los que se suelen hallar en los campamentos narcos.

Giuzzio reconoce la similitud y afirma que pueden incluso compartir la ruta. “En algunos casos comparten rutas y en otros casos, no. Al narcotraficante no le gusta la exposición. Para el narco, mientras menos ruido se hace, le conviene más”, reflexionó.

OPERATIVO EN EL NORTE

Epicentro de operaciones de los narcotraficantes
Según fuentes consultadas, entre Concepción y Amambay, es el Primer Comando Capital (PCC) el grupo criminal de mayor influencia, tanto en las plantaciones como en el dominio de las pistas clandestinas para distribución de droga al Brasil.
En julio pasado, en la operación Omega V desarrollada en dicha zona, agentes de la FTC destruyeron 30 parcelas de marihuana y cerca de 110 ton de marihuana prensada.
En otra incursión realizada por la FTC en julio de 2018, en Yby Yaú, buscando al EPP, hallaron 60 campamentos y 40.000 kilos de marihuana prensada.