);

El ministro del MAG  ordenó a su abogado Guillermo Duarte Cacavelos, a que rechace el debate televisivo previsto durante la emisión del programa La Nueva República, emitido por el Canal Gen.

La intención principal del programa era intercambiar puntos de vistas con el letrado Óscar Tuma, quién representa legalmente al exsocio comercial de Friedmann, Hugo Alexander Torales Viveros.

La discusión giraría en torno a la denuncia realizada días atrás por Torales Viveros, contra Friedmann, con respecto a las licitaciones amañadas referentes a la merienda escolar en el departamento del Guairá, cuando el ahora ministro se desempeñaba como gobernador del Guairá.

“La idea es que la ciudadanía pueda escuchar y apreciar como se sostienen los argumentos o no de cada una de las partes que sobre salen en este tema que es de interés nacional. Se habla de hechos de corrupción muy grave que se produjo en un rubro como la merienda y el almuerzo escolar. Probablemente se haya producido hechos de alta sobrefacturación y se hablaba en un momento de margen de ganancias. No lo hacía el denunciante, sino lo hacía el primo hermano de Friedmann”, indicó el conductor del programa Benjamín Livieres.

Lamentó la actitud adoptada por el abogado y lo calificó de irresponsable y de faltar el respeto a la audiencia. “Muy fácil es hablar y decir las cosas cuando se tiene un periodista amigo y hacerlo en solitario, otra cosa muy distinta es sostener diferentes posiciones en el marco de un debate”, comentó.

No tenemos nada que ocultar tampoco vamos a rehuir de ninguna entrevista”

Por su parte, Tuma reiteró que en su momento presentarán una denuncia por apropiación y extorsión en torno a las situaciones que se dieron en una de las oficinas del MAG, en donde de “forma extorsiva y de manera irregular” lograron que Torales Viveros, firme al funcionario de Estado unos documentos para expropiarlos de sus acciones de la firma Eventos y Servicios SA (ESSA).

“No tenemos nada que ocultar con mi cliente, tampoco vamos a rehuir absolutamente de ninguna entrevista ya que todo lo que estaba a disposición de mi cliente fue puesto a la disposición del Ministerio Público, a excepción de unos documentos que todavía no pudieron ser entregados al fiscal debido a que aún se está trabajando con la escribanía”, sostuvo Tuma.

“Acá puede darse un hecho de lesión de confianza como lavado de activos y si no es así estamos hablando en el peor de los casos de cohecho pasivo agravado. Yo creo que está muy cerrado todo el tema. Así como está la cuestión ante una mera sospecha corresponde la imputación, no se si en poco tiempo o no. Yo estimo que en el peor de los casos renunciará yo no creo que será destituido. Si se da la imputación renunciaría”, comentó.